El Juli y El Fandi, a hombros en la corrida vespertina de Fallas

  • Dámaso González, el hijo del maestro albacetense, triunfó en la novillada matinal en Valencia

Julián López El Juli y David Fandila El Fandi salieron a hombros por la Puerta Grande de la plaza de toros de Valencia, en la corrida vespertina celebrada ayer. Se lidiaron toros de Jandilla, aceptablemente presentados, nobles y justos de fuerzas, que dieron buen juego. Francisco Rivera Ordóñez, silencio y vuelta tras petición. Julián López El Juli, oreja y oreja. David Fandila El Fandi, silencio y dos orejas. La plaza tuvo lleno de no hay billetes, en tarde despejada y agradable a pesar de una ligera brisa que a ratos molestó en el ruedo.

El Juli, al que le pidieron que banderilleara, cuando hace un lustro que abandonó la suerte, estuvo muy centrado toda la tarde. En su primero realizó una importante faena. Y en el quinto volvió a dictar lección de temple.

El Fandi dio espectáculo en su lote. Ante su primero estuvo muy variado con el capote y en banderillas puso la plaza a revientacalderas, con suertes como la moviola o el violín. Luego, todo bajó con la muleta. Con el sexto sucedió algo parecido. En esta ocasión remató bien la faena de muleta, con una estocada y le dieron dos orejas.

Rivera Ordóñez no llegó a sacar partido de su buen primero. Con el cuarto sorprendió con un buen tercio de banderillas y esbozó una faena encimista.

En la matinal fallera destacó el albacetense Dámaso González, hijo del maestro del mismo nombre. El diestro salió por la Puerta Grande. Se lidiaron novillos de María José Barral. Dámaso González, oreja con petición de la segunda y oreja tras un aviso. Alejandro Esplá, aviso y vuelta tras petición y ovación tras un aviso. Vicente Marrero, oreja y ovación tras un aviso.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios