La Junta entrega al IAPH la divinidad hallada en Itálica para una primera limpieza

  • Torres anuncia una presentación de la pieza en el conjunto arqueológico antes de decidir "su ubicación a largo plazo"

La cabeza encontrada la pasada semana en el conjunto arqueológico de Itálica, y que representa a una divinidad romana con diadema, se encuentra ya en el Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico (IAPH) para ser sometida a una primera limpieza. La consejera de Cultura, Rosa Torres, adelantó ayer que los planes de la Junta son encargar a especialistas un estudio más profundo de la pieza y hacer "una presentación formal en Itálica", antes de decidir "su ubicación más a largo plazo". Torres se mostró prudente con respecto a las características de la obra y opinó que "queda mucho todavía por conocer de la pieza", aunque celebró que "un hallazgo arqueológico es siempre una buena noticia, más si es en Itálica".

La directora del conjunto arqueológico, Sandra Rodríguez de Guzmán, dijo de la cabeza encontrada que procede, según sus estimaciones, del "nivel alto-imperial de la tardo-antigüedad, pero el estudio estilístico nos dará más datos". Además, la responsable del recinto monumental aportó como elemento ilustrativo del valor del descubrimiento que todas las estatuas que aparecieron en esa zona "fueron grandes". Del mismo sector donde se encontró esta divinidad romana provienen algunos de los hallazgos escultóricos más significativos del complejo arqueológico, como las estatuas de Diana, Venus y Mercurio que ahora pueden contemplarse en el Museo Arqueológico de Sevilla.

"Se parece a las otras, pero no queremos adelantar nada. Estaba en una zona que se supone urbanizada, y en la que precisamente hicimos la investigación porque sabíamos que hay mucho que descubrir", añadió la directora de Itálica. Sobre la identidad de la diosa, Rodríguez de Guzmán se limitó a decir que "por el momento es sólo una divinidad, ya le pondremos nombre".

Los arqueólogos Oliva Rodríguez Gutiérrez y Álvaro Jiménez Sancho estaban encargados de esta campaña y fueron quienes realizaron el descubrimiento. La primera recuerda que la cabeza "estaba de lado y lo primero que vimos fueron parte de los rizos del pelo. Desde el principio se notaba que era un relieve trabajado". Otro de los rasgos llamativos de la cabeza era que "tenía una piedra en la nariz".

Los investigadores llevaban trabajando más de un mes, "sacando fragmentos que van a dar mucha información. Hemos tenido otros hallazgos que para el público pueden ser menos interesantes, pero que sí lo son para la investigación", comenta Rodríguez Gutiérrez.

La investigación en el solar de la calle Siete Revueltas se planteó como un sondeo estratigráfico que permitiese aclarar la distribución urbanística del sector, uno de los puntos de asentamiento más antiguos de la ciudad romana de Itálica. Precisamente, el rastro de un muro que seguían los arqueólogos fue el que desembocó en el hallazgo de la cabeza de la divinidad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios