Lope de Rueda se entrega al recuerdo en 'De pasos'

  • El montaje de Viento Sur recrea algunos de los momentos más destacados de la biografía del dramaturgo sevillano

La compañía sevillana Viento Sur Teatro representa el domingo en el Lope de Vega De pasos, el último suspiro de Lope de Rueda, un espectáculo que reconstruye algunos de los episodios más significativos de la vida del dramaturgo, considerado el precursor del Siglo de Oro y un hombre enamorado de la escena que alternó la escritura con la interpretación y director de montajes.

El director de la propuesta, Juan Luis Corrientes, explicó ayer que De pasos comienza con un Lope de Rueda en el final de los días y proclive al ejercicio del recuerdo. En una atmósfera de irrealidad a la que contribuye la música en directo y un vestuario con tintes oníricos, el autor rememora junto a presencias del pasado que se le aparecen algunos de los momentos vividos, desde que dejó atrás su oficio de batihoja -batidor de oro- para consagrarse a la aventura de los escenarios hasta sus actuaciones delante de Felipe II, pero también dramáticos pasajes personales como la muerte de su esposa y su hija. Para ello, Viento Sur elabora una dramaturgia que se sirve de textos del sevillano y compone un ritual sagrado con Lope de Rueda como protagonista.

En esta ficción, al moribundo Lope se le presentan los integrantes de aquella compañía romana que le descubrió el hechizo de las artes escénicas y actúan, cantan y bailan para él. La idea de Corrientes y su equipo era hacer "un homenaje a Lope de Rueda, al dramaturgo y al actor sevillano, pero también al hombre, vitalista y genial, que puso toda su vida en su teatro ambulante".

Corrientes, formado en la comedia del arte, indica que los pasos -el registro literario donde Lope consiguió los mejores resultados- le granjearon la admiración de autores como Cervantes o Góngora, que citan al dramaturgo como "insigne autor y actor". El autor de El Quijote lo retrata como "varón insigne en la representación y en el entendimiento. Fue natural de Sevilla, fue admirable en la poesía pastoril, las comedias eran unos coloquios como églogas entre dos o tres pastores, aderezábanlas y dilatábanlas con dos o tres entremeses, ya de negra, ya de rufián, ya de bobo o vizcaíno, que todas estas cuatro figuras y otras muchas hacía el tal Lope con la mayor excelencia y propiedad que pudiera imaginarse".

Interpretada por Toni de la Casa, Eloina Marcos, Luna Fernández y Azahara Montero, salidos de la cantera formativa de Viento Sur, la obra cuenta con la interpretación musical del chelo Sancho Almendral y la flauta travesera María del Pilar Fernández Crespo.

De pasos, el último suspiro de Lope de Rueda se podrá ver también, junto con El avaro, de Molière, este verano en el Corral de Comedias que Viento Sur celebra en el Hotel Triana.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios