Luque e Iván Vicente, a hombros en Valdemorillo

Los diestros Iván Vicente y Daniel Luque cortaron dos orejas cada uno y abrieron por primera vez en lo que va de feria la puerta grande del coso cubierto de Valdemorillo, en el cuarto festejo de la Feria de San Blas y La Candelaria. Sólo por presencia, los toros de Antonio San Román fueron muy exigentes. Corrida seria para lo que últimamente se acostumbra en Valdemorillo. También en el juego tuvieron un punto de casta que obligaron a hacer el esfuerzo. En esta tesitura se echaron para adelante Iván Vicente y Daniel Luque, mientras que Salvador Vega no se quiso apuntar.

Vicente puso ahínco con el que abrió plaza, toro aparentemente bueno pero quebrantado al dar una vuelta de campana sobre el albero, quedándose a la defensiva. Compensó con creces el cuarto, un gran toro, bravo y con movilidad, pronto, tomando los engaños por abajo y repetidor. Vicente le dio distancia en los cites, luciéndolo mucho, con un toreo de estética y especial regusto. La estocada final dio paso a las dos orejas más importantes de lo que va de feria.

Otro que puede creérselo es el joven Daniel Luque, con muy buenas aptitudes reforzadas a su vez por su excelente actitud. Un ramillete de esplendorosas verónicas, templando mucho a su primer toro provocó un enorme jaleo de olés. Con la muleta lució un toreo poderoso, en ocasiones algo rápido, pero su excelente disposición, la limpieza de los pases, la ligazón y sobre todo la quietud, crearon un ambiente muy propicio para que pudiera pasear las dos orejas. El último toro, imposible por rajado, le dejó meterse entre los pitones en un proyecto de arrimón que terminó siendo insuficiente.

El malagueño Salvador Vega se rindió pronto con el lote menos propicio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios