María Pagés triunfa con su espectáculo 'Sevilla' ante el público chino

  • El Gran Teatro Nacional de Pekín alberga por primera vez un montaje flamenco

Tonás, tientos y bulerías en vivo llegaron ayer y por primera vez al Gran Teatro Nacional de China que, atestado, recibió el primer espectáculo flamenco que se ha celebrado en este recién inaugurado recinto: Sevilla, de la bailaora y coreógrafa María Pagés.

Con cinco minutos de aplausos y acompañados de gritos de bravo, intentó el público, entre quien se encontraba el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, y el presidente del Comité Olímpico Español (COE), Alejandro Blanco, agradecer las emociones brindadas por una noche mágica.

Desde los primeros compases del estremecedor vals del compositor ruso Dimitri Shostakovich con que se levantó el telón, los 2.400 espectadores que abarrotaron la sala de la ópera del conocido popularmente como El Huevo se dejaron embaucar por las vibraciones del flamenco.

Las coreografías de las saetas, la Feria de Sevilla o la Maestranza, entre otras, dieron paso a la que más sorprendió al público chino: la que tuvo lugar en la oscuridad, en la que solamente se podía ver el taconeo de los zapatos fluorescentes.

Evocadoras fotografías de monumentos como la Giralda o la Mezquita de Córdoba hicieron al público percibir el olor de los naranjos y la luz del atardecer. No faltaron un homenaje al tango Volver, de Carlos Gardel, a la música de Serrat con el tema La saeta, o a la Carmen de Bizet. "No hace falta entender, el flamenco va directo a tocar, a emocionar, de forma muy simple y directa", explicó la bailaora.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios