Maribel Montaño escenifica la luna de miel del ICAS con la Consejería de Cultura

  • La delegada municipal resalta la buena relación con la administración autonómica

La delegada de Cultura del Ayuntamiento, Maribel Montaño, da por superados los "problemas" que su antecesor, Juan Carlos Marset, tuvo con la Consejería de Cultura, cuando criticó que ésta no pagaba los dos millones de euros comprometidos para el ICAS, y anunció además que pedirá al departamento de Rosa Torres que en 2008 se incremente esta cantidad "de forma razonable". Montaño, por contra, se muestra "satisfecha con la relación que mantiene con la Junta", aunque avanza que el Consistorio quiere "aumentar esta colaboración, logrando que crezca la aportación que Cultura hace a las actividades de Sevilla, que es la capital de Andalucía, como reconoce el Estatuto, y que quiere unos recursos a la altura de su importancia". Concretamente, detalla que ese refuerzo de la ayuda autonómica se centraría en incrementar los fondos de la Bienal de Flamenco, la programación del Teatro Lope de Vega y una "ayuda suplementaria" para la creación del Museo Thyssen. Además, la responsable municipal asegura que la Consejería ya ha abonado los dos millones de euros correspondientes al convenio de colaboración de 2007 suscrito entre el ICAS y la Consejería, cuya firma, prevista para enero del citado año, se retrasó hasta julio, lo que originó la protesta del Ayuntamiento.

El ex delegado de Cultura del Ayuntamiento de Sevilla Juan Carlos Marset manifestó en mayo públicamente su "preocupación" por el retraso en al renovación del acuerdo financiero por el que la Junta aportaba dos millones de euros al ICAS, algo que, según dijo, estaba generando en este organismo municipal "problemas de liquidez".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios