Menese celebra sus 50 años en el cante en el arranque de los 'Jueves'

  • Cajasol presenta un cartel de jóvenes que miran a maestros como Arcángel, Argentina o Campallo · "No hay nada más contemporáneo que el flamenco tradicional", dicen.

"Como si fuera un juvenil, a darlo todo". Ésta es la sensación con la que llega José Menese a la actuación de esta noche en la sala Joaquín Turina (21:00), una velada con la que arranca el curso de los Jueves Flamencos y en la que el maestro de La Puebla de Cazalla celebrará sus 50 años en el cante. Aunque son un puñado más los que este artista, nacido en el 42, lleva cantando desde que, de niño, se inició en el arcano jondo en la zapatería de su padre. Con el padrinazgo de Francisco Moreno Galván -"que me llevó a Madrid con 16 años y me hizo cantaor"- Menese ha desarrollado una carrera en la que se ha erigido como uno de los baluartes de esa forma de cantar que sucede poco, "voz centrada ensanchándose desde dentro" que escribiera Blas de Otero. Su poderío vocal no es su único distintivo. "Su compromiso social, la fidelidad a una escuela y la recuperación de cantes y estilos practicamente perdidos", subrayó Manuel Herrera, director del ciclo, definen a un artista al que la capital sevillana no disfrutaba desde 2010.

Una cita especial por lo que de reencuentro con los aficionados de Sevilla tiene, que Menese afronta con responsabilidad -"espero que la voz responda y también el corazón"- presentando un "repertorio bien pensado" de "cantes cabales", acompañado de la guitarra de su compadre Antonio Carrión.

Si se mira el resto del hermosísimo cartel que ha diseñado Manuel Herrera -y ya van 28 años de Jueves Flamencos-, Menese se configura en una suerte de padrino de este ciclo ajustado en el presupesto (50.000 euros) que ha apostado en firme por los jóvenes, a los que el cantaor ha recomendado "coherencia y pureza dentro de sí mismos". Más que juventud, lozanía es la que ostentan los integrantes del programa de la semana que viene (día 11), ganadores del concurso de Federación de Peñas de Sevilla 2012, con Belén Novelli a la guitarra, Cristina Rodríguez al cante y Alberto Sellés al baile.

El programa continúa con Patricia Guerrero el día 25, que en la Bienal que acaba de cerrarse ha regalado momentos de enorme belleza, como su baile en la fiesta de Llanto por Ignacio Sánchez Mejías, del Ballet Flamenco de Andalucía, y las tres piezas que interpretó en el Alcázar en el recital Las idas y las vueltas, protagonizado por La Academia del Piaccere y Arcángel. Precisamente, el de Huelva regresará a la Joaquín Turina el día 16 de diciembre con dos guitarras como custodias, a cuál más brillante: Miguel Ángel Cortés y Dani Méndez. Otro de los momentos mágicos de esta pasada Bienal son los tangos que Rafael Campallo dedicó a su maestro Manolo Marín en la gala de clausura. Campallo -un joven al que según Herrera "ya es hora de que se le dé su sitio"- exhibirá su baile el 8 de noviembre arropado por uno de los triunfadores indiscutibles del festival jondo, José Valencia. Feliz de estar en el mismo cartel que el maestro, Campallo siente que son figuras como Menese -al que hace años acompañó como palmero en un puñado de galas- y los artistas de su generación "los pilares" del flamenco, porque "cada uno tenía su personalidad" y es "bueno mirarse en ellos".

La onubense Argentina, también presente en la Bienal en su colaboración con el Ballet Nacional de España, se presentará en el ciclo de Cajasol con Bolita y Eugenio Iglesias a la guitarra para interpretar algunos de los cantes de su último disco, Un viaje por el cante, en los que, explica la intérprete, también ha querido bucear entre esos "cantes olvidados, esa antología casi desconocida".

El 29 de noviembre será el turno de Farruco, eslabón, como sus hermanos Farruquito y El Carpeta, heredero del zapateado prodigioso de su abuelo. Otra sensibilidad, es la que distingue a Leonor Leal, que actuará el día 6, aunque su baile también parte de la tradición porque, defiende, "ellos son los cimientos y la arquitectura para nosotros. A medida que profundizas en el estudio, te das cuenta que no hay nada más contemporáneo que el flamenco tradicional". El cartel lo completa, el 27 de diciembre, la zambombá portuense que preparan Nazaret y Aroa Cala.

En su compromiso por la divulgación de una de nuestras máximas expresiones culturales, la Fundación Cajasol continua con el programa Conocer el flamenco, que se desarrolla en distintos puntos de Andalucía, Extremadura y Castilla La Mancha, e incorpora a su programa tres conciertos para escolares de una docena de centros. Eduardo Rebollar, Yolanda Lorenzo y Manuel Romero serán los encargados de iniciar en los palos del flamenco "sin disfraces ni juegos" a niños que, según explica la bailaora, "nos sorprenden siempre".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios