Muere Mercedes Salisachs, decana de las letras españolas

  • La escritora, fallecida a los 97 años en su Barcelona natal, desarrolló una obra prolífica que en 1975 fue reconocida con el Planeta

La escritora Mercedes Salisachs falleció la noche del jueves en Barcelona a los 97 años. La autora, decana de las letras españolas, desarrolló una obra prolífica, de lenguaje directo y conciso, que obtuvo varios reconocimientos, entre ellos el Premio Planeta en 1975 por La gangrena.

Salisachs, nacida en Barcelona en 1916, inició su trayectoria en 1955 con Primera mañana, última mañana, publicada con el pseudónimo de María Ecín. Un año más tarde fue finalista del Planeta con Carretera intermedia y en 1957 se alzó con el Premio Ciudad de Barcelona con Una mujer llega al pueblo, una historia sobre una mujer embarazada que regresa a su localidad natal que fue censurada y no se publicó hasta el año siguiente, cuando vivió un duro golpe al fallecer un hijo suyo en un accidente automovilístico a los 21 años. Este hecho fue la fuente de inspiración de La gangrena, la obra con la que llegó a miles de lectores.

Fue una mujer de fuerte personalidad que hablaba sin tapujos y vivió siempre alejada del mundillo literario: en los años de la dictadura, estaba mal visto que una mujer de la burguesía industrial catalana se dedicara a la escritura, percibida como propia de bohemios; más tarde, ya en democracia, ella misma mantuvo ese aislamiento, pues sus ideas conservadoras y católicas la alejaron de las nuevas generaciones emergentes.

Sus 97 años la acreditaban como la escritora más longeva del mundo y como una autora que trabajó hasta la última hora para publicar un libro de pensamientos, fragmentos y reflexiones que había titulado Momentos. A la tumba se lleva un deseo que nunca pudo ver hecho realidad: ver adaptada al cine alguna de sus novelas.

"Sin la escritura", declaró en una ocasión, "habría enfermado, me habría encerrado en mí misma". A veces le envolvía cierta amargura: "En cualquier otro país sería motivo de celebración, pero aquí no soy noticia", afirmó sobre su longevidad creativa. Aunque su obra ha sido objeto de tesis doctorales en las universidades de Málaga y Valencia, la investigación de la literatura de Salisachs ha dado más frutos en el extranjero, por ejemplo en la Universidad de Gante (Bélgica) y en varios centros de Estados Unidos.

El poeta y académico Pere Gimferrer considera que la obra de Salisachs tiene "un valor de documento histórico-literario y sociológico extenso y muy variado", y que la autora evolucionó "en la medida en la que lo hizo la sociedad". El editor de Anagrama, Jorge Herralde, destacó que la autora desarrolló su vocación, porque al principio lo consideró como "un hobby pasajero", pero "luego, con gran tenacidad, escribió un buen número de novelas". Morir a los 97 años, concluyó, no puede ser algo "inesperado", pero ella era tan "activa y despierta" que parecía "inmortal".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios