Música sin centro, sátira sin punta

El prolífico Newton Howard (seis bandas sonoras ha firmado en 2007) alterna la solemne sonoridad de la americana (con trompeta marcial protagonista), los aires country-rock (para subrayar el lado cómico del filme) y las pinceladas étnicas (viajes de Tom Hanks a Oriente Medio obligan) en este discreto y desconcertante score para un no menos discreto filme político del desfondado Mike Nichols.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios