Naomi Kawase: cine y vida, ausencia y duelo

Fruto de una retrospectiva reciente del Festival de Las Palmas, este libro nos descubre por primera vez en castellano algunas claves del cine de Naomi Kawase (Nara, 1969), uno de los nombres más importantes de la última oleada de cineastas japoneses que se pasean hoy por los festivales y que alimentan a la nueva cinefilia.

Kawase ha centrado (y trascendido) su discurso en ese fértil territorio fronterizo que comunica la ficción y el documental para, en su caso, ahondar en las raíces de lo autobiográfico como germen y flujo creativo recurrente. Prácticamente todo su cine gira en torno a la pérdida y la ausencia (véase El bosque de luto, su única cinta estrenada en España), temas que nacen de la propia vivencia familiar (la directora fue abandonada por sus padres al poco de nacer y criada por sus tíos abuelos), de la propia herida subjetiva y de la "contemplación de las cosas más simples para extraer de ellas una especie de consuelo melancólico". Sus casi 30 títulos, repartidos entre documentales, cortos y ficción, dan forma a una suerte de work in progress en el que vida y cine van de la mano a través de un proceso de búsqueda de la propia identidad desde el trazo visible de la escritura: títulos como Suzaku (1997), Shara (2003) o Nacimiento/Madre (2006) no son sino variaciones sobre un mismo asunto, películas-objeto transidas de una espiritualidad que emerge del roce impresionista y meteorológico de su cámara-mirada con lo que le rodea.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios