Natalie Portman se queda sin pareja en 'New York I Love You'

  • Las presiones de la comunidad jasídica obligan al actor Abe Karpen a retirarse del proyecto

El actor judío Abe Karpen se ha visto obligado a abandonar repentinamente el rodaje del filme New York I Love You (Nueva York, te quiero) por las presiones de su comunidad religiosa, la jasídica. Se trata una corriente judía ultra-ortodoxa que, entre otras muchas particularidades, prohíbe ver la televisión, películas o usar internet. A los rabinos de este movimiento místico judío no les ha gustado nada ver a uno de sus feligreses protagonizando una película, aunque su pareja en la ficción fuera otra judía, como es el caso de la estrella Natalie Portman.

Portman y Karpen iban a ser los protagonistas de una de las doce pequeñas historias de amor que componen New York I Love You, un filme coral dirigido por varios cineastas en el que daban vida a una joven pareja judía que estaba a punto de casarse. Las primeras fotos del rodaje llegaron a la prensa y cayeron como una auténtica bomba en el seno de la comunidad jasídica.

La reacción de los rabinos no se hizo esperar y obligaron a Karpen a abandonar inmediatamente el rodaje de la cinta.

"Estoy fuera del filme. No es aceptable en mi comunidad, a los rabinos no les gusta la idea de que un jasídico actué en Hollywood", confirmó el propio actor, de 25 años. "Verdaderamente él no fue consciente de que se trataba de una película de Hollywood y que Natalie Portman era una estrella. Pensó que era algo más pequeño, fue un poco ingenuo", afirmó Isaac Abraham, líder de la comunidad jasídica.

La ira que esta "ingenuidad" despertó en la comunidad jasídica fue tal que sus líderes amenazaron a Karpen con repudiarle a él y a toda su familia si no abandonaba el rodaje. "Tengo a mis hijos estudiando en una escuela judía y el rabino me llamó ayer y me dijo que para que sigan en la escuela tengo que hacer lo que ellos dicen", confesó Karpen.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios