Nuevos tripulantes para un viejo oficio

  • La Fundación Nao Victoria presenta mañana su nuevo proyecto para recuperar la carpintería de ribera

Desde que la Fundación Nao Victoria se constituyera oficialmente como tal en abril de 2007 muchos han sido los pasos que se han dado con el objetivo que les llevó a organizarse: difundir la historia y cultura marítima de Andalucía por el mundo. Mañana, sus representantes acudirán al Cortijo del Cuarto, a las 13.00, para presentar su nuevo programa de creación de una Escuela Taller de Carpintería de Ribera con el fin de dar a conocer la importancia que tiene la recuperación de este viejo oficio, prácticamente desaparecido en nuestra comunidad, para Sevilla y para la promoción del río Guadalquivir.

La conservación de oficios hoy en desuso relacionados con la navegación es uno de los pilares con los que se forjó la Fundación. Mañana, sus protagonistas -los 30 alumnos que conforman la escuela, los monitores maestros carpinteros de ribera, un monitor de educación compensatoria, entre otros- y el director gerente de la Fundación, José Fernández de Cabo, y su presidente, Juan Miguel Salas Tornero, mostrarán a las autoridades y empresarios asistentes al acto de presentación el espacio donde durante dos años se formarán un grupo de jóvenes en el trabajo con la madera para la construcción y restauración de embarcaciones.

Con el fin último de lograr la inserción social -ya que los alumnos son personas pertenecientes a colectivos con riego de exclusión social- y laboral, este taller financiado por la Consejería de Empleo proporcionará, además de la titulación teórica, la creación de dos botes de río (de 6 metros de eslora) como los que eran usados tradicionalmente para navegar por el Guadaíra por españoles y portugueses en el siglo XVI, y la restauración y mantenimiento, tanto interior como exterior, de pequeños barcos de madera.

Son muchos y ambiciosos los programas que a lo largo de este año desarrollará la Fundación. A la continuidad de los ya puestos en marcha como el atraque en distintos puertos de Andalucía de la Nao Victoria como monumento visitable, tras su vuelta al mundo en 2005 y con el apoyo de Prodetur, se suman otros aún por realizar de gran repercusión turística y cultural como el que lleva por título Guadalquivir Río de Historia, un proyecto que comenzará en julio de este año y se alargará hasta finales de 2011 con el propósito de conmemorar los 500 años de la creación de la figura del piloto mayor -profesional que regulaba el tráfico comercial en el río- y homenajear a los grandes descubrimientos que permitieron que el Guadalquivir se convirtiese en el eje fundamental de las rutas comerciales más importante entre Europa y América y Europa y Asia.

Acercar este protagonismo internacional del río y las más importantes expediciones marítimas y su historia a los andaluces será posible en la práctica gracias a la construcción del Galeón Andalucía, una réplica de una nave del siglo XVIII (de 45 metros de eslora) que navegará por cuatro continentes haciendo escalas en más de 18 países en su travesía hacía la exposición de Shanghai 2010, donde actuará como embajador de nuestra tierra.

En este afán por realzar la imagen del río también estarán presentes los que le dieron vida y extendieron su nombre e interés por el mundo. Así, entre los proyectos más inmediatos de la Fundación Nao Victoria se encuentra la construcción del monumento homenaje a los marinos descubridores y a Juan Sebastián ElCano.

Al estudio más práctico de la escuela taller de carpintería de ribera, se suma un proyecto de investigación teórica consistente en la creación de un archivo histórico formado por fieles reproducciones de textos custodiados en los archivos de la Marina. Unir la información repartida por el territorio nacional facilitaría el análisis a los expertos de una época que ahora la Fundación pretende sea más cercana a los sevillanos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios