Paco León cree que '¡Cómo está Madriz!' "no es nada ofensiva, es jacarandosa"

  • El actor asegura tras el boicot de algunos espectadores a la obra que esa actitud "no nos acobarda, da sentido a nuestro trabajo"

Comentarios 1

El actor y director Paco León defendió ayer la zarzuela ¡Cómo está Madriz! tras el boicot protagonizado por un grupo de espectadores en la función del pasado miércoles en el Teatro de la Zarzuela. "Pues a mí me parece que la obra está muy bien y no es nada ofensiva, es jocosa y jacarandosa", escribió este viernes el actor y protagonista de la zarzuela en su perfil de Twitter.

La representación ha sido objeto de críticas por parte del público desde su estreno el día 20 de mayo. "No nos amedrentan, dan más sentido a nuestro trabajo", escribió León en Twitter el pasado día 9 en relación a las quejas de asistentes a la representación en la que se alude a ex dirigentes populares como Luis Bárcenas o Rodrigo Rato.

Las críticas subieron de tono en la representación del pasado miércoles, 8 de junio, cuando el espectáculo tuvo que pararse ante la ira de varios espectadores que llevaban silbatos. Entre los asistentes a la función se encontraba el exalcalde de Madrid y exministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardon, que abandonó el teatro, según publica el diario El País, y la actual alcaldesa de la capital, Manuela Carmena. Horas después del incidente, León publicaba otro tuit pidiendo "Un poquito de sentido del humor.... por favor!".

En la obra ¡Cómo está Madriz!, cuya última función está prevista para mañana domingo, Paco León vive en la Plaza Mayor de Madrid pero no consigue acostumbrarse a las miles de celebraciones, manifestaciones, cabalgatas y demás ruidosas reuniones ciudadanas que se celebran bajo su balcón. Esta vez una orquesta entera toca La Gran Vía para celebrar el centenario de su construcción. El protagonista consigue caer en un profundo sueño en el que se ve caminando por las calles del Madrid de finales del siglo XIX que presenta sospechosas similitudes con su propio tiempo.

Miguel del Arco estrenó el 20 de mayo en la Zarzuela este musical con Paco León como "pegamento" que, desde entonces, provoca que "unos 50" espectadores, de los mil que lo llenan cada día, reclamen. Hasta el miércoles, cuando, además, unos "energúmenos" reventaron la función.

"Acepto la disensión, la discrepancia y, no hace falta decirlo, la libertad de expresión, pero lo de anoche [por el miércoles] fue otra cosa: una falta de respeto absoluta a los usos democráticos", aseguró a Efe Del Arco.

La obra, que fusiona dos zarzuelas -La Gran Vía y El año pasado por agua- y que da "palos a derecha y a izquierda", incluye, por ejemplo, la jota de Los Ratas a la vez que se proyectan fotografías de Luis Bárcenas o Miguel Bernad.

Del Arco estaba fuera de Madrid pero la compañía le ha contado que en un momento en el que escenario no ocurría nada con "excesiva controversia", un grupo de doce que ocupaba la misma fila en el patio de butacas empezó a gritar y a insultar a los actores "con el propósito claro de reventar la función y que se parara".

Otro sector del público afeó entonces a los alborotadores su comportamiento pero "lejos de calmarse, se crecieron y, entonces, Paco León desde el escenario explicó que así no podían continuar y les pidió que se marchasen".

Desde la primera semana ha habido en torno a 50 reclamaciones y son varios los espectadores que se han levantado y se han ido, como el exministro del PP Alberto Ruiz-Gallardón, "que se fue dando un sonoro portazo en su palco y diciendo que no volvería nunca al Teatro de la Zarzuela".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios