Plata anuncia el fin de las obras del teatro romano para Navidad

  • La restauración del coliseo de Itálica ha costado 1,8 millones de euros, dispuestos por la Junta y la Diputación · Se recupera el uso escénico del complejo monumental

Comentarios 2

Ya hay fecha para que se dé por concluida una de las fases más importantes de la intervención en el Teatro Romano del Conjunto Arqueológico de Itálica, la que concretamente afecta a la rehabibilitación del graderío y el escenario y la puesta al día del recinto para su visita pública. Las obras, que comenzaron el pasado mayo, y en julio se interrumpieron por el Festival de Danza de Itálica, se darán por finalizada, según anunció el consejero de Cultura, Paulino Plata, "para Navidad, para principios de enero como mucho", tras una inversión cercana a 1,8 millones de euros. De ellos, "la mayor parte", 1.255.172 euros, han sido sufragados a través de las partidas dispuestas por su departamente, apuntó Plata; y el resto del coste del proyecto, algo más de medio millón de euros, por la Diputación Provincial.

Con esta intervención, que ha sido dirigida por el arquitecto José Antonio Fernández Naranjo, el teatro recuperará el uso escénico continuado para el que fue concebido y del que ha estado privado durante décadas hasta que este verano lo recuperó para el desarrollo del Festival Internacional de Danza de Itálica, eso sí, con la instalación de un graderío provisional "alquilado" para la ocasión como se realiza para otros eventos, explicó Bernardo Bueno, delegado provincial de Cultura, a los medios. En este sentido, el consejero dijo que la intervención -que se suma a las realizadas en 1979 y 1980 y que se cerraron en 1995- "ha tenido como objetivo fundamental consolidar parte del Teatro y acondicionar su uso para que no sea necesario hacer intervenciones todos los años", de manera que "puedan aprovecharse mejor los recursos".

La construcción inicial del Teatro de Itálica puede situarse en torno al cambio de era en época augusta, aunque en el primer tercio del siglo I d.C. se produjo una importante ampliación de su graderío. El edifico se ubicó a las afueras de la ciudad, parcialmente apoyado sobre la ladera oriental del Cerro de San Antonio, desde donde se descendía a través de una escalera monumental que ponía en comunicación el teatro con la ciudad. En época de Adriano (117 a 138 d.C.), se instaló un gran complejo sobre el cerro, que transformó profundamente las relaciones del teatro con esta zona. Al respecto, el arqueólogo Álvaro Jiménez Sancho, responsable de las excavaciones, contó que cuando comenzó a gestarse este proyecto en 2009 "se encontraron muchas novedades que dieron la vuelta a lo que se pensaba del Teatro", puesto que "se creía que era de un perímetro y se redujo, y luego hemos descubierto que es lo contrario, que era más pequeño en época de Augusto, y pocos años después se amplía con su hijo Tiberio".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios