'El corazón helado' logra el Premio de Novela Fundación José Manuel Lara

  • La ficción de Almudena Grandes se impone a las obras de Javier Calvo, Belén Gopegui, Javier Pérez Andújar y el sevillano Aquilino Duque · La autora había sido finalista del galardón en dos ocasiones

El corazón helado, la ambiciosa ficción de Almudena Grandes, fue elegida anoche la mejor novela del año por el jurado del Premio Fundación José Manuel Lara, en un acto que se celebró en el Círculo de Bellas Artes de Madrid. Representantes de una docena de editoriales -Algaida, Anagrama, Destino, Espasa, Lengua de Trapo, Mondadori, Planeta, Plaza & Janés, Pre-Textos, Seix Barral, Siruela y Tusquets- son los que votan en este galardón.

La novela de Grandes se impuso a los cuatro rivales con los que competía: Mundo maravilloso, de Javier Calvo, editada por Mondadori; La loca de Chillán, del escritor sevillano Aquilino Duque, publicada por Pre-Textos; El padre de Blancanieves, de Belén Gopegui (Anagrama); y Los príncipes valientes, de Javier Pérez Andújar (Tusquets), que pese a ser, posiblemente, el debut literario más deslumbrante del año, no pudo con la veteranía de Grandes.

Almudena Grandes logra al fin un reconocimiento al que ya aspiró en dos ocasiones, con Los aires difíciles -entonces se lo llevó Terenci Moix, por El arpista ciego- y con Castillos de cartón -oportunidad que no materializó por culpa de Al morir Don Quijote, de Andrés Trapiello-. El nuevo respaldo confirma la posición privilegiada que ha alcanzado la autora, una de las voces más leídas del panorama literario español y que con los años ha ido ganándose, además de la adhesión de los lectores, el aplauso de los críticos.

El corazón helado arranca cuando, el día de su muerte, Julio Carrión, prestigioso hombre de negocios, deja a sus hijos una fortuna considerable pero también una herencia con muchas imprecisiones. Nunca le gustó recordar su juventud, ni sus peripecias en la División Azul. En su entierro, en marzo de 2005, su hijo Álvaro se sorprende por la presencia de una mujer joven y atractiva, a la que nadie reconoce y que tal vez fue, supone el protagonista, la amante del padre. El azar hará que Álvaro entre en contacto con Raquel Fernández, hija y nieta de exiliados en Francia. Para Grandes, esta "novela sobre la memoria", de más de 900 páginas, ha sido su obra "más difícil de escribir" debido a una estructura compleja que alterna el presente y tramos de la historia del siglo XX.

El Premio de Novela Fundación José Manuel Lara Hernández, que en su pasada edición galardonó la obra Mauricio o las elecciones primarias, de Eduardo Mendoza, busca el apoyo a la creación literaria y al fomento de la lectura, para lo que destina los 150.000 euros de dotación a la promoción de la obra ganadora. En otras ediciones resultaron vencedores Álvaro Pombo, Terenci Moix, Jorge Semprún, Andrés Trapiello, Enrique Vila-Matas y Eduardo Mendoza.

El jurado de este año, elegido por las editoriales que integran el comité organizador del premio, estuvo formado por Manuel Borrás, de la editorial Pre-Textos; Miguel García, de la Librería Antonio Machado de Madrid; Jorge Herralde, de la editorial Anagrama; José Manuel Lara, en nombre de la Fundación; el filósofo Emilio Lledó, el catedrático de Literatura José María Pozuelo Yvancos; Antonio Ramírez, de la librería La Central de Barcelona; Alfonso Santos, de Casa del Libro, y el periodista andaluz Jesús Vigorra, presentador de El público lee, en Canal 2 Andalucía.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios