'Recuerdos' de Esperanza Fernández en el Central

  • La cantaora trianera presenta hoy en directo su último disco

La cantaora sevillana Esperanza Fernández presenta hoy en directo en el Teatro Central su último disco, titulado Recuerdos, producido por José Antonio Rodríguez, elegido por la Asociación de Críticos Flamencos el mejor álbum de 2007. Lo cantará "tal cual", de principio a fin y respetando el orden de las canciones registradas en estudio, pero no será "un concierto al uso", advierte.

Habrá "muchas sorpresas", que se niega a revelar para que no dejen de ser tales, y habrá también una puesta en escena, de la que es responsable Asunción González, una joven alumna de la escuela flamenca de Esperanza Fernández. En una de las escenas, la trianera, o la voz de una niña que representa a la cantaora en su niñez, evoca a su abuela Salud, a la que de pequeña escucha cantar Manolo Reyes, un tema que figura en su segundo elepé.

Todas las entradas para la actuación, dentro del ciclo Flamenco viene del sur, están vendidas ya, lo que a Fernández le causa tanta ilusión como "nervios". Por la expectación, pero también porque en Recuerdos, explica, hay mucho de ella. "Es un disco hecho absolutamente para mí", dice la cantaora, que fue recomendada al sello Discmedi, no muy habituado al flamenco, por el catalán afincado en la capital hispalense Miguel Poveda.

En su actuación, de aproximadamente una hora, el repertorio incluirá una bulería, unos fandangos de Huelva, una soleá, unos tangos de triana, una farruca, una seguiriya, una copla (Antonio Vargas Heredia), unas cantiñas de Pinini, unos fandangos de Lucena y Verdial y la canción Gelem-Gelem, el himno de los gitanos en versión romaní compuesto por Jarko Jovanovic para que nunca se olvidara a los gitanos asesinados por los nazis en el Holocausto, y que también entró en el disco .

Fernández, que ahora tiene 42 años y lleva desde los 16 actuando, quiso tomarse con calma la grabación de su segundo disco. Las prisas para conseguir el primero, llamado como ella, Esperanza Fernández, acabaron por decepcionarla. "Está bien, pero yo era joven y necesitaba entrar en las casas de discos... Ahora no he querido dar el siguiente paso hasta que no he madurado como artista y como persona".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios