Crítica de Cine cine

Regreso a los 70

Un fotograma de 'El vacío', de Steven Kostanski y Jeremy Gillespie. Un fotograma de 'El vacío', de Steven Kostanski y Jeremy Gillespie.

Un fotograma de 'El vacío', de Steven Kostanski y Jeremy Gillespie. / D. s.

Podría tener un pase en un cine de verano de los 70 o los 80, o en una de esas salas de estrenos cutres situadas entre las de estreno del centro y las de reestreno de los barrios, divertida tierra de nadie que proyectaba lo peor de cada época, primero peplums, después espagueti o gazpacho westerns, tras ellos los karates y desde luego el terror ibérico de Ossorio, Franco y Naschy que esta película recuerda. Ese sería su marco hace 40 años para pasar una tarde de risas. Hoy una película como esta sólo puede gustar a los nostálgicos de aquellos tiempos y a los incondicionales del gore que todo lo perdonan a cambio de unos buenos chorros de sangre.

Un herido es trasladado por un policía a un pequeño hospital escaso de personal situado en una rara tierra de nadie. Por mala que sea la sanidad en Estados Unidos, al policía le sorprende que una señora con la cara despellejada se entretenga en clavarle a un paciente un cuchillo en un ojo. Y más aún le sorprende que en la puerta del hospital aparezcan unos tipos encapuchados vestidos con túnicas blancas. Es que la cosa va de sectas, cultos raritos y criaturas monstruosas.

El director canadiense Steven Konstanski, devoto cultivador de la serie Z (Mamborg, la orgía colectiva The ABC of Death 2 en la que participó nuestro Álex de la Iglesia), se une al también canadiense Jeremy Gillespie para fabricar esta cosita que sólo tiene gracia, y poco, como homenaje al peor cine de terror de los 70 y los 80.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios