Retrato de una obsesión

Thriller, Argentina-España, 2013, 105 min. Dirección: Hernán A. Golfrid. Intépretes: Ricardo Darín, Alberto Ammann, Arturo Puig, Calu Rivero. Cines: Ábaco, Alameda, Al-Ándalus Bormujos, Cineápolis, Cinesur Nervión Plaza 3D, CineZona, Metromar.

Parece evidente que Tesis sobre un homicidio es un producto de fórmula que busca rentabilizar con solvencia profesional y escasos riesgos los réditos e ingredientes básicos de aquella El secreto de tus ojos con la que Campanella consiguiera gran éxito de público e incluso un Oscar hace dos temporadas.

Ahí está un mismo protagonista, Ricardo Darín, en una variante del mismo personaje, un tipo decidido, locuaz y obsesivo, ahí está el armazón del cine de género, con una pesquisa criminal, aquí en torno al mundo de la abogacía, ahí un subtexto freudiano y edípico como percha para las dobles lecturas, ahí un director aplicado al guión que maneja con pericia los resortes del modelo y que incluso se permite algunos guiños autoriales (evidentes, en el caso de De Palma) como detalles, porque la cuestión, como nos dice el lema del filme, está en los detalles, de un cierto manierismo posmoderno.

Con todos estos ingredientes, y partiendo de la novela de Diego Paszkowski, Tesis sobre un homicidio juega al gato y al ratón entre maestro (Darín) y alumno (Amman), guiando siempre nuestra mirada desde la obsesión (casi enfermiza) del primero y escamoteando astutamente los movimientos del segundo en una jugada de ajedrez e inteligencia detectivesca de ida y vuelta en la que el resto de las piezas, incluidos los secundarios y los personajes femeninos, son argucias de guionista astuto que, en ocasiones, devienen demasiado evidentes e incluso obvias.

Así, la cinta de Hernán Golfrid se sigue con funcionarial y planificado trayecto de suspense sobre todo gracias a la siempre eficaz presencia y solvencia de Darín, que repite aquí a uno de esos estereotipos varonilesde irresistible encanto que tanto ha contribuido a forjar en el imaginario del gran público, un estereotipo que actualiza el antiheroico fatalismo propio del noir en una nueva modalidad de cine popular que, tras triunfar rotundamente en Argentina, tiene ahora todas las papeletas para hacerlo aquí también. Y no sería ésta la peor de las noticias que podría depararnos la taquilla.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios