Anna Tonna y Emilio González Sanz. Soprano y pianista.

"Rossini estuvo siempre en contacto directo con la cultura musical española"

  • Su nuevo disco es una recopilación de toda la música vocal que Rossini compuso inspirándose en España.

Comentarios 0

La mezzosoprano norteamericana Anna Tonna (de orígenes dominicanos y malteses) y el pianista Emilio González Sanz acaban de grabar un disco titulado España alla Rossini en el que recopilan toda la música vocal relacionada con España compuesta por el genial compositor italiano Gioacchino Rossini.

-¿Cuándo y cómo surgió la idea de este disco?

-Anna Tonna: Empezamos a trabajar este repertorio en el 2012 con varios conciertos a los que denominamos Rossini y España, pero no incluíamos todo el repertorio que aparece en el disco, sino que lo intercalábamos con otras obras de Rossini o de autores de su época. A partir de ahí seguimos indagando, porque nos parecía un tema fascinante, y hablamos con el musicólogo Reto Müller, de la Sociedad Rossini de Suiza, que nos acabó de completar el catálogo de obras que aparecen en el disco.

-Emilio González Sanz: Luego, ya en Madrid, José Luis Téllez nos ayudó a perfilar el proyecto y contextualizar estas obras en el periodo histórico correspondiente, sobre todo en lo referente a la visita a Madrid de Rossini. En el Museo Romántico de Madrid pudimos comprobar hasta dónde llegó la moda rossiniana, ya antes de la visita, con una enorme variedad de objetos de adorno relacionados con Rossini que se pusieron de moda en la época.

-¿Estaban ya editadas o accesibles estas piezas o ha habido que rescatarlas de los archivos?

-E.G.S.: Casi toda estaba ya editada de alguna manera, aunque algunas obras eran prácticamente inéditas. Algunos autógrafos se conservan en Madrid, como alguna canción que hay en el Conservatorio Superior de Madrid, una institución que el propio Rossini inauguró en 1831.

-A.T.: Por ejemplo, la canción Amori scendete, que está dedicada a la Duquesa de Alba, sólo se conocía por un facsímil publicado por Subirá antes de la Guerra Civil, porque el archivo musical del Palacio de Liria se destruyó durante la guerra.

-¿De dónde nace este interés de Rossini por España y la música española?

-A.T.: Hay que mencionar que a lo largo de su vida Rossini estuvo en directo contacto con la cultura musical española. Lorenza Correa fue una de sus sopranos favoritas en sus primeros años y poco después conoció a la soprano madrileña Isabel Colbrán, para la que compuso varias óperas y con la que se casó. Conoció también al tenor y compositor sevillano Manuel García y ya en Francia mantuvo una fuerte amistad con el banquero, también sevillano, Alejandro Aguado.

-E. G. S.: En sus estancias en París conoció también a muchos músicos españoles, como Melchor Gomis, Fernando Sor o Dionisio Aguado. Y desde su viaje a Madrid mantuvo correspondencia con otros compositores españoles, como Barbieri. En el discurso que pronunció en la inauguración del Conservatorio de Madrid manifestó que los españoles eran uno de los pueblos mejor predispuestos para la música.

-A.T.: Y además está la fascinación propia del Romanticismo por España a nivel europeo, desde Rusia hasta Francia; una fascinación que en lo musical se manifestó en el éxito de ritmos españoles como el bolero o la tirana, danzas sobre las que Rossini volvió en varias ocasiones.

-Estas canciones parecen sencillas al oído pero, ¿lo son también de interpretar?

-A.T.: Todo lo contrario, están llenas de dificultades técnicas, con saltos interválicos complicados, modulaciones complejas y una muy exigente coloratura que hace que muchas de estas canciones, en un par de minutos, presenten más dificultades que un aria de una ópera.

-E.G.S.: En el recital de la semana pasada en Sevilla, por ejemplo, Anna cantó como propina Una voce poco fa, de El barbero de Sevilla. Pues bien, con todas las dificultades técnicas que esta pieza tiene, Anna la cantó con más facilidad que algunas de las canciones del programa. Como pianista puedo decir que la escritura de Rossini en los acompañamientos está llena de dificultades técnicas en materia de articulación y control de las dinámicas. En alguna de ellas me he encontrado con los pasajes más complicados de toda mi carrera.

-¿Dónde radica la personalidad de la música de Rossini?

-A. T.: Yo creo que hay algo en la coloratura, en el estilo de la ornamentación de la línea vocal de Rossini que nos llega especialmente, que nos toca una fibra especial, sobre todo a los latinos, que eleva el espíritu a otra dimensión y que produce una sensación de alegría muy peculiar.

-E.G.S. La coloratura en Rossini, además, no es gratuita, sino que está directamente conectada con el sentido dramático del texto y con la propia lógica de la línea musical.

más noticias de CULTURA Ir a la sección Cultura »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios