La Sala Q pospone su decisión de cierre a mediados de 2009

  • La delegada de Cultura del Ayuntamiento dice que trabajará para que el local sea la sede de algunas actividades organizadas por el ICAS, además de garantizarle las ayudas de 2008.

El propietario de la Sala Q, Juan Manuel Martín, anunció hoy que el local no cerrará "de momento" y que la decisión se pospondrá a mediados de 2009, tras haber mantenido una reunión con la delegada de Cultura del Ayuntamiento, Maribel Montaño, quien le ha garantizado que el local dedicado a conciertos, ubicado en el Polígono Calonge, obtendrá las subvenciones de 2008, concedidas por el Instituto de Cultura y las Artes (ICAS).

En declaraciones a Europa Press, Martín apuntó que, aunque el Ayuntamiento ha rechazado la propuesta de cooperación que le envió para evitar el cierre y que consistía en adelantar en un año las ayudas, --cobrar en 2008 y no en 2009 las ayudas pertenecientes a 2008--, ha decidido "seguir apostando por la sala, dado la voluntad de cooperación que parece demostrar el Consistorio".

En esta línea, explicó que Montaño le comunicó la "imposibilidad" de adelantar en un año el cobro de las subvenciones, "debido a que hay que cumplir una serie de plazos insalvables". No obstante, según aseveró, la delegada le aseguró que "hará todo lo posible" para que la Sala cobre "lo más rápido posible" el 50 por ciento de las ayudas pertenecientes a 2007, que aún no se le ha abonado.

Asimismo, Martín, que calificó la reunión como "positiva", indicó que la Sala invertirá en 2008 en espectáculos "teniendo la seguridad de que en 2009 va a cobrar las ayudas". No obstante, subrayó que será ya a mediados de 2009, "cuando veamos si con el dinero que hemos invertido y las ayudas que recibimos obtenemos beneficios y podemos mantener abierta la sala".

Por último, el propietario de la Sala Q, que dijo tener "una mayor tranquilidad" desde la reunión con Montaño, insistió en que la decisión de cerrar o no la sala se tomará a mediados de 2009 "cuando comprobemos si es o no rentable mantenerla abierta". "Esperemos que todo vaya bien y que no haya que llegar a tomar esta decisión", concluyó Martín. 

Línea de colaboración

Por su parte, la delegada de Cultura del Ayuntamiento de Sevilla, Maribel Montaño, en declaraciones a Europa Press, aseguró que trabajará para que la Sala Q sea la sede de algunas de las actividades que organice el ICAS, "estableciéndose así una línea de colaboración con el Consistorio, que permita al local salir del mal momento económico que atraviesa".

Asimismo, Montaño, al igual que el propietario de la Sala Q, calificó la reunión mantenida entre ambos como "muy positiva" y garantizó que este local "seguirá recibiendo ayudas similares a las obtenidas durante 2007", cifradas en 39.000 euros. "Intentaremos que, en la medida de lo posible, en las próximas convocatorias se pueda incrementar algo", concluyó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios