Salvar la vida tejiendo cuentos

La noche de los tiempos. Idea y creación: La Suite. Selección de textos: Manuel Gregorio González. Ínterprete: Amparo Marín. Música y vídeo: Música Prepost. Lugar: Teatro Central. Fecha: Sábado 17 de diciembre. Aforo: Media entrada.

De nuevo felices, con niños y como niños, en la cueva platónica que han recreado para la ocasión el equipo de La Suite y música Prepost. De Cunqueiro a Las mil y una noches, de Fernando Mansilla a Amparo Marín, aquí una particular Sherezade que se gana a pulso una prórroga a su condena guiándonos con su dulce voz por el intrincado dédalo de las narraciones en abismo, no se ejecuta un cambio drástico, pues se trata de una misma historia de fascinación: por un lado la ceremonia de la palabra, el ritual sencillo y hermoso de los significantes y los significados en tanto que lumbre para la imaginación; por otro, la personal artesanía visual y sonora de los Prepost, nobles alquimistas, arqueólogos del pre-cinema, bricoleurs de mercadillo, que saben de la historia de la sombra y de los tesoros enterrados bajo la siniestra evolución conjunta de tecnología y gramática.

No hay, en verdad, trucos que enseñar, da igual que estemos ante una escena que contiene su reverso, que es también bambalina: en este tipo de intimidad mágica todos somos siempre niños, y no podremos evitar hacernos las preguntas sobre el cómo y el qué que arrastra consigo el despliegue de lo maravilloso. La voz parece haberse corrido y hubo más pequeños en esta segunda entrega de La noche de los tiempos, cautivos del lado más luminoso del legendario compendio oriental.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios