Samuel revive el mejor legado

  • El joven cantaor chipionero presenta en la Venta de Vargas su debut discográfico 'Dos caminos', un trabajo producido por Paco Cepero con el que se abre paso en el panorama actual

"Samuel vale". Bastaron estas dos palabras del guitarrista Paco Cepero -sencillas pero también contundentes- para allanar el camino en el debut discográfico con el que el joven cantaor chipionero Samuel Serrano se abre definitivamente paso en el panorama actual del flamenco. Esta semana, en La Isla de Camarón, en el mítico escenario de la Venta de Vargas, cuna de la mayor leyenda, se presentó este primer trabajo que lleva por nombre Dos caminos.

Samuel fue parco en palabras. Apenas intervino en el acto para dejar constancia de su inmenso agradecimiento a todos los que habían creído en él y habían ido abriéndole puertas desde que con 16 años se metió de lleno en el mundo del cante. Especialmente a Paco Cepero, que es el productor del disco. Y también a Amador Mohedano, que fue el que descubrió su talento y el primero que apostó por él, el que un día -hace ya unos años- se lo presentó al guitarrista jerezano para que viera lo que el niño se guardaba por dentro e hiciera de él un cantaor flamenco por derecho. Por eso presentó su disco en La Isla.

"He intentado sacarle todo lo que lleva dentro", afirma el veterano Paco Cepero

En realidad, lo que hizo Samuel, más que hablar, fue cantar. Y apenas tardó unos segundos en meterse en el bolsillo al público que abarrotó la Venta de Vargas en lo que a todos los efectos fue la puesta de largo de este prometedor artista. Entre el público, por cierto, pudieron verse muchas caras conocidas del flamenco: además de la veteranía de Rancapino, Antonio Reyes, el guitarrista Antonio Higuero, el isleño Jesús Castilla, José Carpio Mijita... Y ese respaldo del flamenco dice mucho de lo que se espera del joven Samuel, al que los entendidos en la materia emplazan a escuchar con mucha atención. En el acto, presentado por el crítico Manuel Martín Martín, y respaldado por el primer teniente de alcaldesa del Ayuntamiento de San Fernando, Fran Romero, se habló del arrojo y entusiasmo del cantaor, de su auténtica pasión por el flamenco, de su capacidad para emocionar, para transmitir y, por supuesto, de su compromiso con la tradición, con lo heredado.

"Samuel da al cante lo que no se le puede negar: su veracidad", dijo el encargado de dar a conocer Dos caminos tras repasar brevemente su trayectoria apadrinada por Paco Cepero. "Si Samuel está entre los elegidos del panorama flamenco contemporáneo es porque reúne condiciones para profundizar hasta la almendrilla del cante", aseveró Martín. "Con Samuel se alcanza en estos tiempos un axioma que acompaña la historia del flamenco de los últimos 150 años: no hay flamenco si no hay capacidad de transmitir, si no hay comunicación; y no existe espectáculo si la emoción no se cuela por el corazón de los aficionados". Samuel -dijo- tiene esa capacidad. Y bien que lo dejó patente acompañado por Cepero a la guitarra, a continuación, por martinetes, soleá y fangandos, para regocijo de la afición.

"He intentado sacarle lo que lleva dentro", dijo Paco Cepero al referirse a este primer trabajo discográfico de Samuel Serrano, grabado en Audiotracking Studio, en Chiclana, con Juan Antonio Espinosa como responsable del sonido. En los estudios, de hecho, solo estuvieron ellos tres -Cepero, Samuel y Espinosa- durante todo el proceso de grabación. "No dejaba entrar a nadie más", admitió el guitarrista y productor.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios