El regreso de Scorsese destaca en los cines junto al retrato de Dylan en 'I'm not there'

  • Di Caprio protagoniza 'Shutter Island', una inquietante historia ambientada en un psiquiátrico

Shutter Island, la nueva película de Martin Scorsese, que repite colaboración con Leonardo di Caprio, es la novedad más destacada de la semana, junto con I'm not there, el fascinante y polifónico retrato de Bob Dylan firmado por Todd Haynes, y la cinta de animación y corte infantil Arthur y la venganza de Maltazard, del francés Luc Besson.

Basada en una novela del escritor Dennis Lehane, que relata una inquietante historia de misterio e intriga que ocurre en un hospital para criminales trastornados de una isla-fortaleza, Shutter Island narra cómo el agente federal Teddy Daniels (papel que interpreta Di Caprio) y su nuevo compañero Chuck Aule (Mark Ruffalo) investigan en el lugar que da nombre a la película del autor de Toro salvaje y Taxi Driver la inexplicable desaparición de una peligrosa asesina múltiple de una habitación cerrada del infranqueable Hospital Ashecliffe. La cinta supone la cuarta colaboración de Scorsese y Di Caprio y, como su anterior trabajo juntos, Infiltrados, la acción transcurre en Boston, aunque la acción está ambientada en los años 50.

Con enorme retraso y tras haber sido comentada hasta la extenuación en los foros digitales llega por fin a los cines españoles I'm not there, título de una canción de Dylan y de este filme extraño y elusivo que retrata al genial músico o captura su esencia y su singular magnetismo deteniéndose en distintas facetas suyas, como poeta, estrella, cristiano renacido o mártir del rock & roll. Arthur (Ben Wishaw) es el poeta renegado, quien responderá con citas de famosas entrevistas de Dylan de 1965. Woody (Marcus Carl Franklin) es un imitador de 11 años que se tiene por un trovador. Jack (Christian Bale) representa a Dylan durante el festival de folk de principios de los años 60 mientras que Robbie (Heath Ledger) es un actor de Nueva York que tiene una tortuosa relación con Claire (Charlotte Gainsbourg). Jude (Cate Blanchett) tendrá una crisis existencial subsanada por la aparición del Pastor John (Bale).

Luc Besson, rey midas del cine francés, dirige Arthur y la venganza de Maltazard, segunda entrega de la saga de los Minimoys, en la que Arthur (Freddie Hoghmore) vuelve al universo de estos personajes, convencido de que su amada, la princesa Selenia, se encuentra en peligro. Pero Arthur acaba de caer en la trampa del malvado Maltazard, que utilizará el camino de luz para llegar al mundo de los humanos que le tiene fascinado desde que vio a la abuela del chico (Mia Farrow) cocinar para su familia con amor, un concepto que este insecto sin nariz desconoce por completo.

Amores locos es un drama romántico dirigido por Beda Docampo Feijóo. Narra la historia de Julia (Irene Visedo), una cuidadora del Museo del Prado convencida de que aparece en una pintura flamenca en la sala en la que trabaja. Cuando conoce a un psiquiatra (Eduard Fernández), Julia no tarda en confesarle su convicción, y éste la toma por enferma y la trata porque está haciendo una investigación sobre los delirios pasionales comienza la lucha entre la razón y los sentimientos.

Ambientada en el siglo XXI, pero en un momento en que los dioses del Olimpo se han escapado de los libros de mitología de un joven, Percy Jackson y el ladrón del rayo relata las peripecias del muchacho, que de repente se se entera de que su padre es Poseidón, dios del mar, lo que significa que él, Percy, Percy es un semidiós. Tras saber de su verdadera condición, conocerá a otros colegas de semidivinidad: la guerrera Annabeth, que busca a su madre, la diosa Atenea, y Grover, un amigo de la infancia que es un sátiro que aún no ha sido puesto a prueba. Los tres emprenderán una odisea transcontinental.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios