Crítica 'Mi perfecta hermana'

Secretos de familia

mi perfecta hermana.Drama, Suecia, 2015, 105 min. Dirección: Sanna Lenken. Intérpretes: Rebecka Josephson, Amy Diamond, Annika Hallin.

Juega en un terreno difícil este debut de la sueca Sanna Lenken, a saber, el del cruce entre fin de la infancia y el despertar de la primera adolescencia femenina observados a la altura de la mirada de sus protagonistas, dos hermanas de una familia de clase media, la una hermosa y triunfadora como patinadora sobre hielo, la otra algo retraída y acomplejada en su condición de patito feo.

La película busca asentarse en un terreno de sensaciones, miradas y silencios elocuentes, aunque no puede evitar verbalizar las corrientes y conflictos generacionales que la atraviesan, carne de melodrama adolescente en el que afloran asuntos como la anorexia, el primer amor no correspondido, los problemas de comunicación entre padres e hijos y, sobre todo, la compleja y asendereada trama emocional de toda relación filial marcada por los desequilibrios, la diferencia de edad y el paso por los ritos de tránsito.

Revestida de cierta estética indie y de músicas evanescentes con efecto suavizante, Mi perfectahermana funciona mejor cuando se dedica a escuchar detrás de las puertas y a mirar de reojo que cuando deja que el conflicto aflore en clave dramática, pero en todo caso consigue modular su tono sin caer demasiado en el material didáctico de sobremesa. Pero sobre todo ofrece momentos de intensa verdad juvenil de la mano de una jovencísima actriz, Rebecka Josephson, tras cuyo talento natural descubrimos a la nieta de Erland Josephson, el grandísimo actor sueco al que todos recordarán por sus trabajos junto a Bergman o Tarkovski.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios