Sevilla recupera "la mejor vista de la ciudad que quedaba en manos privadas"

  • La nueva adquisición de Focus llega a Los Venerables tras una "negociación complicada" · El alcalde justifica el retraso en la cesión de los cuadros del Ayuntamiento por "aspectos de carácter jurídico"

La directora de la Fundación Focus-Abengoa, Anabel Morillo, presentó ayer junto al alcalde de Sevilla, Alfredo Sánchez Monteseirín, la nueva adquisición para el Centro Velázquez, una Vista de Sevilla fechada en el siglo XVIIyprocedente de una colección particular. La pieza regresa así definitivamente a Los Venerables, donde ya se pudo ver a finales del año 2000 dentro de la exposición El Galeón de Manila.

Morillo expresó que "la realidad y el deseo" habían vuelto a encontrarse justo cuando se cumple un año de la puja por Santa Rufina. La responsable de Focus -que mantuvo cierto secretismo sobre el precio de la operación- señaló que la nueva obra, comprada tras un "largo proceso de negociación", conecta con el "discurso museológico" del centro ya que ilustra la Sevilla que conoció Velázquez y se trata de la "vista de la ciudad más importante que quedaba en manos privadas".

Benito Navarrete, asesor científico del Centro Velázquez, detalló que el lienzo fue pintado "muy probablemente" por un artista flamenco, que abordó la obra inspirándose en la estampa de Mathäus Merian (1593-1650) que ilustraba la Neuwe Archontologia Cosmica de Johann Ludwig Gottfried.

Entre los atractivos que hacen de este paisaje un "documento histórico de primer orden", destacan unas edificaciones que el pintor sitúa entre la Torre del Oro y la Torre de la Plata, y que podrían ser unos almacenes ideados para guardar pertrechos navales que diseñó el arquitecto Vermondo Resta.

Otro de los valores que subraya Navarrete es la "riqueza de tipos", el esmero en la descripción de personajes que caracteriza a la composición. En este sentido, la orilla de Triana es un escenario particularmente valioso, por el que se entrecruzan carrozas, hombres a caballo y paseantes, aguadores y "frailes, mulatos y negros que poblaban la ciudad" y eran testimonio de "las diferentes culturas que cohabitaban".

Por su parte, el alcalde, Alfredo Sánchez Monteseirín, justificó el retraso en la cesión de los diez lienzos que el Ayuntamiento se comprometió a aportar al Centro Velázquez aduciendo que "las cosas de la Administración van despacio" y precisó que estaban buscando "las fórmulas jurídicas y administrativas adecuadas, amarrando hasta el último detalle los aspectos de carácter jurídico para blindar, para hacer más fuerte este proyecto". El primer edil puso también como razón del retraso "las zancadillas que intentan poner los aguafiestas" y se opuso al discurso "agorero" de los detractores de la iniciativa.

Como se recordará, la Fundación Focus acordó el pasado año con el Ayuntamiento la compra de Santa Rufina, para que los sevillanos pudiesen disfrutar de su contemplación. El proyecto incluía su exhibición en Los Venerables, dentro de un complejo denominado Centro de Investigación Velázquez, y a cambio de la adquisición de esta pintura para la ciudad, el Ayuntamiento se comprometía a ceder parte de su patrimonio artístico -con piezas destacadas como la Inmaculada y Fray Pedro de Oña de Zurbarán- y pagar unos 500.000 euros durante, al menos, 30 años. Esta colección permanente iba a presentarse en mayo, según la idea que tenían los responsables de Focus, pero la tardanza de los fondos pictóricos municipales ha retrasado la apertura. Morillo indicó ayer una nueva fecha en el horizonte: esperan que sea "el próximo otoño" cuando el Centro Velázquez haya terminado de materializarse.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios