El South Pop Festival pende de un hilo

  • La organizadora del encuentro musical descarta las fechas de marzo y duda de la posibilidad de llevarlo a cabo en abril

Tras tres ediciones en crecimiento permanente en cuanto a la respuesta del público y a su repercusión nacional -aunque quizás no presentando la misma progresión en lo que se refiere a su presupuesto y las bondades artísticas de sus carteles-, la celebración en 2008 del South Pop Festival, festival de música independiente de Sevilla, pende de un hilo. Las fechas iniciales previstas, del 13 al 15 del próximo mes de marzo, ya han sido desestimadas por la organizadora del evento, la promotora, distribuidora y discográfica local Green Ufos. El motivo alegado por el director de la misma, Rafael López, es "la ausencia de respuesta oficial por parte de la delegación de Cultura, a dos meses de la celebración del festival, a una serie de peticiones que consideramos ineludibles".

Subvencionado en su última edición por el Ayuntamiento, a través del Instituto de la Cultura y la Artes de Sevilla (ICAS), con 37.000 euros, el South Pop es uno de los varios festivales de la ciudad, al igual que Territorios o Zemos98, montados en torno a un sistema de financiación mixta entre una empresa privada, en este caso Green Ufos, y la administración municipal. Si bien el modelo ha resultado relativamente viable en el caso de certámenes consolidados y con amplia capacidad de búsqueda de financiaciones alternativas -caso de Territorios-, no parece sin embargo el idóneo cuando el proyecto parte de una empresa pequeña, como es el caso del South Pop. Según Rafael López, a día de hoy Green Ufos no cuenta aún con un contrato con el ICAS que le permita negociar con los bancos los préstamos necesarios para la realización del festival, una de las peticiones cursadas en su día a Cultura. Al mismo tiempo, pide que la venta de entradas no tenga que realizarse necesariamente a través del recaudador municipal. La razón es bien sencilla: la fiscalización de las cuentas del Ayuntamiento provoca retrasos tan prolongados en la liquidación que ahogan a las empresas con limitada capacidad de maniobra. Un dato: los 25.225 euros ingresados por taquilla en la última edición del South Pop, celebrada en marzo de 2006, no fueron cobrados por Green Ufos hasta el pasado mes de agosto.

"La administración es el mejor socio, paga siempre, pero hay que saber acostumbrarse a sus tiempos", explica por su parte Domingo González, responsable de la Oficina de Festivales del ICAS, amén de director de la Bienal de Flamenco. Él es la persona encargada de negociar con Green Ufos la realización del festival, y se muestra sorprendido por el anuncio de Rafael López. "Confío en que el South Pop se celebre. Desde luego por nuestra parte vamos a hacer todo lo posible", afirma.

En cualquier caso, González reconoce que dichos tiempos suponen "un obstáculo para los promotores de festivales, sobre todo para las empresas pequeñas", pues "la anualidad presupuestaria provoca que no podamos comenzar a gestionar el dinero hasta bien entrado enero, y eso para un festival como el South Pop es un problema. Pero no es sólo un problema de este festival, sino de toda la gestión cultural en Andalucía e incluso en España. Yo mismo la sufro como director de la Bienal de Flamenco", comenta.

Sea como fuere, Rafael López insiste en que ya no hay tiempo material para confeccionar un cartel a la altura de las expectativas de crecimiento que el festival albergaba para su edición de 2008, y que en este sentido contemplaban un traslado de su ubicación desde el Teatro Alameda hasta un escenario insospechado: el Fuerte Medieval de Isla Mágica, una idea que partió del propio González. "Aunque en principio pueda parecer raro creímos que era una buena idea -explica López-. El nuevo espacio, con 2.000 localidades, nos permitiría aumentar el aforo y hacerlo en espacio cercano al centro, que ya cuenta con un buen equipo de sonido y que tiene además un buen aparcamiento".

Descartadas por Green Ufos las fechas de marzo, cabe la posibilidad de celebrar el festival en abril, entre los días 17 y 19. "El problema es que a Isla Mágica le vienen bien las primera fechas, porque el parque está aún cerrado, pero no las de abril, cuando ya ha abierto", abunda López. Aunque para González, ello no significa un obstáculo insuperable. "Estamos negociando la posibilidad de acotar la zona, incluso con Isla Mágica funcionando normalmente", dice.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios