El South Pop Festival sigue sin respuesta del Consistorio

  • El director del encuentro dice que no ha habido reacción alguna por parte del Ayuntamiento y agentes culturales señalan la situación de "caos" en el ICAS

Comentarios 10

Dos semanas después de que Diario de Sevilla avanzara la suspensión del festival musical South Pop en sus fechas previstas para el próximo mes de marzo, así como la posibilidad de que una renegociación in extremis entre la promotora del evento, Green Ufos, y la Delegación de Cultura del Ayuntamiento permitiese su celebración en abril, Rafael López, director del encuentro, se confiesa "pesimista" y "descorazonado". "Lo realmente triste es que después de que el diario contara lo que estaba pasando, y después de que prácticamente todos los periódicos locales se hayan hecho eco del tema, aún no hayamos recibido ni una sola llamada por parte del Ayuntamiento, ni en un sentido ni en otro. Y no digo ya que sea una llamada de la delegada de Cultura, Maribel Montaño, sino tampoco del responsable de la Oficina de Festivales, Domingo González, ni de ninguno de los técnicos del ICAS", explica López. Sus palabras contrastan con las pronunciadas en su momento por el citado González: "Confío en que el South Pop se celebre. Desde luego, por nuestra parte, vamos a hacer todo lo posible". Hasta hoy, sin embargo, no se ha producido contacto alguno entre ambas partes.

La delicada situación del festival, al que el Instituto de la Cultura y las Artes de Sevilla (ICAS) contribuyó el pasado año con una subvención de 37.000 euros, no responde tanto a una cuestión presupuestaria como a la necesidad de gestionar los plazos de cobro de una manera más ágil. En este sentido, Green Ufos hizo al ICAS dos peticiones: que la venta de entradas no se realizara a través del recaudador municipal -la fiscalización de las cuentas municipales retrasó cinco meses en 2007 el pago a la empresa de los 25.225 euros ingresados en taquilla- y la firma de un precontrato que permitiera a la promotora negociar los avales bancarios necesarios para la contratación de artistas.

Ni uno ni otro aspecto han sido atendido aún por el ICAS, por lo que López se muestra "convencido" de que el festival, que en tan sólo tres ediciones se ha convertido en un referente nacional para los aficionados a la música independiente, no se celebrará este año. "Sería una lástima que el South Pop desapareciese. No llego a entender los motivos, no sé si es que a día de hoy la organización del ICAS es tan pésima que no puede plantearse ningún proyecto, pero no quiero volver a pasar por lo que ya pasamos en 2007. Si la celebración del festival pone a Green Ufos al borde de la quiebra, simplemente no podemos permitirnos hacerlo", añade.

El director del festival reconoce que ha recibido ofertas de dos localidades, Salamanca e Isla Cristina, para celebrar el encuentro allí, eventualidad que de momento descarta, y comenta que, "aunque de manera indirecta, pues no hemos hablado personalmente", la única administración que ha demostrado interés por la situación del South Pop ha sido el Instituto Nacional de las Artes Escénicas y la Música (Inaem) de la mano de su director, Juan Carlos Marset, delegado de Cultura del Consistorio hispalense en el momento de la puesta en marcha del festival.

Contra la desaparición del festival sí se pronunciaron la semana pasada tanto la Caolación Andalucista como la Plataforma para la Reflexión sobre Políticas Culturales (PRPC). No sólo ambas entidades exigieron al Ayuntamiento que retome la negociación con el festival; la segunda fue más lejos y denunció "el desmantelamiento general de la Cultura" que la ciudad está experimentado en los escasos meses de mandato de la actual delegada, Maribel Montaño, quien compagina el cargo con su puesto como secretaria de Igualdad en la Comisión Ejecutiva Federal del Partido Socialista, lo que la obliga a pasar buena parte de la semana en Madrid. Y es que el del South Pop es sólo uno de los al menos tres casos de sonadas cancelaciones culturales acontecidas en la ciudad durante los últimos meses. El navideño festival Sevilla Entre Culturas no llegó a celebrar su tercera edición, según declaró Montaño por la necesidad de replantear sus fechas y objetivos. Por su parte, el mercado artístico ArteSevilla también aplazó su última edición. Uno de sus codirectores, Antonio Garduño, denunció el pasado día 19 la "desidia" de las administraciones, incluida la municipal, a la hora de intentar salvar la única feria de arte contemporáneo que se ha celebrado en la ciudad durante los últimos nueve años.

"La delegación no tiene un duro. Ésa es la única razón de la sensación de desidia que la gestión de Montaño está dejando en todos los agentes culturales", apunta otro promotor local de conciertos, quien por razones obvias prefiere mantener el anonimato.

Desde diversos sectores no sólo se califica a Montaño de "delegada invisible", sino que también se apunta hacia una supuesta situación de caos dentro del ICAS. "Resulta difícil tratar con unos técnicos más preocupados por su actual situación laboral que por los proyectos que se les presentan. Así es casi imposible sacar nada adelante", comenta la misma fuente, que también deja una reflexión sobre el estancamiento en la negociación del ICAS con el South Pop Festival: "La oficina de festivales, hoy por hoy, es como tal una entelequia. Ni siquiera cuenta con presupuesto propio. No existe", concluye.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios