'The New York Times' se fija en el trabajo de la Fundación Barenboim

  • Dedica un reportaje a la joven intérprete Sol Mourkaker, alumna de música en Ramala.

La joven intérprete Sol Mourkarker, alumna del centro musical que la Fundación Pública Andaluza Barenboim-Said gestiona en la ciudad palestina de Ramala desde 2004, empieza estos días un nuevo curso académico en su especialidad de flauta. La historia, común a muchos estudiantes de música en Oriente Próximo, ha captado la atención del diario estadounidense The New York Times, que ha dedicado un videorreportaje a Sol y a las condiciones en las que vive y estudia en los Territorios Palestinos. "Crecer en Palestina, en Beit Jala, te hace tener miedo pero también ser más fuerte. A mí me ha hecho tener pasión por la música y por poder dedicarle más tiempo cada día", asegura la intérprete.

Sol Mourkaker participó en cuatro ocasiones en el taller West-Eastern Divan celebrado por la Fundación en Sevilla y formó parte de la Orquesta Al Ándalus bajo la dirección del maestro Barenboim. En los Territorios Palestinos ha sido alumna del Centro Musical Barenboim-Said durante varios cursos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios