El Virgen Macarena se torna en hospital-museo

  • Ayer se inauguró el programa Arte y Salud con una colección de réplicas de Bellas Artes en la tercera planta

Aunque a los hospitales sólo queremos ir cuando es estrictamente necesario, los responsables de los distintos centros se esfuerzan por convertirlos en espacios cada vez más humanos y acogedores. En ese sentido destaca la iniciativa del Hospital Universitario. Virgen Macarena, que acerca el arte y la cultura pictórica a pacientes y familiares a través del programa Salud y Arte.

La iniciativa se gestó, explica Javier Suárez, subdirector de programas y responsable de Investigación, Desarrollo e Innovación y Participación Ciudadana, cuando una colega le propuso, hace un año y medio, "traer los museos al hospital como medio para entretener, mejorar la imagen del centro y dar un valor añadido a sus servicios".

La propuesta fue acogida con entusiasmo por la Consejería de Cultura, que realizó una planificación sobre los espacios comunes de las distintas plantas del hospital y las obras que acogerían.

Sin embargo, los pósters que enviaron como prueba "no era lo que queríamos", explica Javier Suárez, quien, tras leer en un artículo sobre su nombramiento, se puso en contacto con Guayente Sanmartín, una española que ha sido nombrada directora mundial de marketing de la división de impresoras de gran formato de HP . le gustó tanto la idea que comprometieron a realizar gratis las reproducciones y su montaje.

En total, serán 480 copias de obras de todos los museos de Bellas Artes andaluces, más El Prado y el Louvre, las que ocuparán los espacios comunes de las ocho plantas del hospital, operación que se completará en junio.

Ayer se inauguró la primera sala en la tercera planta (Quirófanos y Cardiología) con una representación del Museo de Bellas Artes de Sevilla. 50 réplicas de obras, apunta Javier Suárez, que resumen las distintas épocas y tendencias que pueden verse en la colección de la Plaza del Museo: Murillo, Goya, Velázquez...

Los espacios han sido iluminados debidamente para que puedan apreciarse mejor las obras. Algo que hacían ayer todos los que pasaban por la tercera planta. "Era impresionante ver sus caras", afirma Javier Suárez. "Ver a personas que nunca se habían acercado a estas obras ".

Para el subdirector de Programas, todo es "positivo" en esta iniciativa. "Es como una posibilidad de salir del hospital sin salir del edificio, realmente. Y para los familiares, es buenísimo".

En los próximos meses, las otras plantas seguirán llenándose de arte: la primera planta (UCI general, hematología...), con las obras del Museo de Almería y el Arqueológico de Sevilla. En la segunda (quirófanos, traumatología, neumología...) irán las del Museo de Cádiz y Bellas Artes de Granada. En la cuarta (maternidad, cirugía plástica...), El Prado. La quinta (maxilofacial, oftalmología...), Bellas Artes de Córdoba y Huelva. Sexta (Neonatal...), el Centro Andaluz de Arte Contemporáneo. La séptima (Medicina interna...), Jaén y Málaga, y la octava (oncología...), el Louvre.

Cuando esté completa, se entregará un folleto en Hospitalización Programada. Y quién sabe si algún día un catálogo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios