Vivaldi virtuoso y dramático

OBS. Solista de violín y director: Giuliano Carmignola. Programa: 'El virtuosismo italiano' (conciertos de Antonio Vivaldi RV 111, 118, 128, 187, 254, 281 y 283). Lugar: Sala Joaquín Turina del Centro Cultural Cajasol. Fecha: Lunes 19 de mayo. Aforo: Casi lleno.

En su anterior comparecencia con la OBS (Femás de 2011), el gran violinista italiano Giuliano Carmignola (Treviso, 1951) propició una de las primeras incursiones del conjunto sevillano en el primer romanticismo, con un programa dedicado a Mendelssohn y Schubert. Esta vez llegó con el repertorio que lo ha hecho famoso, Vivaldi.

Carmignola contempla los Conciertos para violín del veneciano desde el punto de vista del virtuoso que se exhibe ante y contra una orquesta, lo que acaso lo separe de la visión mucho más camerística y recogida que ha mostrado Enrico Onofri con la OBS en este mismo repertorio. Son miradas posibles y complementarias. Carmignola se apoya en una variedad de recursos técnicos asombrosa, que le permite jugar con el peso, la densidad y la potencia del sonido de su instrumento de manera deslumbrante. Todo parte de una concepción teatral de la música vivaldiana, que lo lleva a proponer a la orquesta articulaciones de gran agilidad, acentos marcadísimos y contrastes que por momentos son extremos: el resultado, un Vivaldi apasionado, vitalista, enérgico y algo rectilíneo, lo que el maestro italiano compensa en unos tiempos lentos en los que resalta el lirismo, como en el Largo del monumental RV 254, que cerró la primera parte (los conciertos bailaron respecto a lo que anunciaba el programa) o en el de RV 283, de una cantabilidad arrebatadora.

Con un soberbio Alexis Aguado de concertino, la OBS siguió al solista milimétricamente y tocó en solitario unos concerti ripieni cargados de dramatismo y pathos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios