Vuelven los Cortos por Caracoles a Triana

  • La Sala El Cachorro proyecta hasta el próximo sábado 35 obras nacionales e internacionales.

Catorce años después de su nacimiento en Triana, el festival Cortos por Caracoles ha crecido -hecho que se observa, por ejemplo, en la ya habitual presencia de trabajos internacionales dentro de su programación- pero sigue respondiendo a la sencilla y lúdica propuesta de los orígenes: la celebración del espíritu de los viejos y populares cines de verano en el barrio, mientras se disfruta en buena compañía y al aire libre de las tapas del barrio.

Desde ayer, la Sala El Cachorro (Procurador, 19), organizadora del certamen junto al colectivo Cámara Lenta, acoge la proyección de 35 cortometrajes procedentes de España y otros países tan diversos como Cuba, Estados Unidos, Holanda, Irán, Italia, Portugal, Rusia y Tailandia. La obra ganadora se conocerá en la clausura, este sábado día 25, y el premio, uno de los más singulares rasgos de este festival, consistirá en la entrega en metálico de la recaudación de las tapas de caracoles que se servirán durante los noches de proyección, a partir de las 22:00 y con entrada libre hasta completar aforo.

Como es habitual, el certamen entregará varios galardones. Entre los principales, el que reconocerá el mejor cortomegrate de la Sección Oficial lo decidirá un jurado que este año estará integrado por Carole Texier, José María Villalobos, Amanda Román, Verónika Moral, Bruno Hachero, Bertrand Fajnzilberg y María José Barrios. El compuesto por Gema Otero, Alberto Haj Saleh, Rocío García Martínez, Rai Fernández y Elena F. Orellana decidirá el Caracol de la Tierra, para obras locales, y el del Público lo concederán, naturalmente, los propios asistentes. El Caracol de Honor reconocerá este año la trayectoria de la actriz Mari Paz Sayago, bien conocida en la escena teatral sevillana y también por su faceta cinematográfica y televisiva, en películas como El mundo es nuestro, las dos Carminas de Paco León y ¿Quién mató a Bambi? o la serie Allí abajo.

Tras la inauguración, ayer, con La balada de los sintecho de la italiana Monica Manganelli, el festival proyectará no pocos trabajos que llegan a Sevilla con el aval de varios premios internacionales, como Bad at dancing de Joanna Arnow (Oso de Plata en Berlín), Vainilla de Juan Beiro (ganador del Austin Film Festival el año pasado y preseleccionado para los Oscar) o No podemos vivir sin el cosmos del ruso Konstantin Bronzit (premiado en los Tokio Anime Awards y nominado al Oscar en la categoría de cortometrajes de animación). La lista completa de proyecciones -siete cada noche- se puede consultar en www.cortosporcaracoles.com.

Los diez cortos de producción y/o dirección sevillana que competirán por el Caracol de la Tierra -además de optar también a los otros premios- son los siguientes: Sordas (Génesis Lance, 2016); La vida sigue igual (Mateo Cabeza, 2016); Asturies. Apuntes (Manu Trillo, 2015); Agosto (Bea Hohenleitter, Álvaro Millán y Adonis García, 2015); Soñeus. Entre el Capitolio y la 23 (Ricardo Serrano, 2015); Propiedad privada: Se vende (Carmen Quijada, 2016); Río abierto (Ana Rosa Diego, 2015); Pura (hasta la sepoltura) (Alejandro Lobo, 2015); Oasis (Carmen Jiménez, 2014); y Show me now! (Manuel Jiménez, 2015).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios