La XI gala de los Premios Max recupera el intimismo del teatro

  • La ceremonia, que se celebrará el próximo lunes en el sevillano teatro Lope de Vega, pretende "sorprender" aprovechando las dimensiones del recinto según su coordinador, Pere Pinyol, quien reconoce "cierto morbo" por la celebración la víspera de los Goya.

La gala de entrega de los XI Premios Max, que se celebrará el próximo lunes en el teatro Lope de Vega de Sevilla, recuperará el intimismo de esta expresión artística con la recreación de un viaje por las diferentes expresiones artísticas y en el que la representación cobrará un sentido especial.

El coordinador y creador de la gala, Pere Pinyol, ha explicado hoy en la rueda de presentación del evento -que retransmitirá TVE- que la intención es ofrecer al público un espectáculo teatral que le entretenga y que sirva para entregar los premios, "porque eso es lo que mejor saben hacer la gente de teatro".

La dificultad de organizar una gala de estas características es sorprender a los espectadores que, en cierta medida, asisten a un gran número de entregas de premios que llega a saturar, según Pinyol, quien ha reconocido "cierto morbo" en el hecho de que la noche previa a los Premios MAX se celebren los Goya.

Además, el hecho de que el evento se celebre en un teatro como el Lope de Vega, de menor dimensión a los palacios de Congresos que habitualmente han acogido esta celebración, dota a la XI edición de un especial significado, según sus organizadores.

Respecto a los detalles de la gala, su director José María Roca, ha indicado que aunará distintas expresiones artísticas y combinará elementos tradicionales con otros más novedosos.

En cualquier caso, y a pesar de que no quiso desvelar las sorpresas de la gala, Roca ha asegurado que ésta estará impregnada por el aire de Sevilla que aportarán el gran número de artistas de esta ciudad, así como del resto de Andalucía, que participarán en la entrega.

Además, una apuesta segura para que la gala sea "todo un éxito" es la elección de los actores María Galiana y Carlos Álvarez-Nóvoa como presentadores, ha asegurado Roca.

La actriz ha destacado la importancia que tiene para ella el teatro Lope de Vega ya que en su escenario actuó en repetidas ocasiones a principios de la década de los 50, por lo que ha llegado a decir que éste espacio es como su casa.

Tras reconocer la "saturación" de premios que inunda la escena artística española, Galiana ha destacado que los concedidos a los profesionales del teatro son "necesarios" ya que "el teatro necesita siempre que la gente esté pendiente de él".

Además, ha abogado por crear unos premios a las compañías independientes, muchas de las cuales son las "culpables" de que Sevilla se haya convertido en el epicentro de esta expresión artística.

De hecho la capital hispalense es la única, junto con Barcelona, en acoger por segunda vez una gala de premios MAX, todo un "orgullo" para la delegada de Cultura en el Ayuntamiento hispalense, Maribel Montaño, quien ha explicado que durante todos estos días la ciudad ofrecerá actividades paralelas a la gala.

Por su parte, el actor Álvarez-Novoa ha destacado el diseño ágil, entretenido y nada pretencioso del espectáculo y ha subrayado la importancia de los premios y de su gala por la alegría que despierta entre todos los profesionales dedicadas a este arte.

Los Premios Max de las Artes Escénicas, organizados por la Fundación Autor y la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE), premiarán el próximo lunes 23 categorías a concurso.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios