Cultura

Zemos98: hay vida más allá del festival

  • El colectivo celebra hoy sus 20 años de existencia presentando las nuevas líneas de trabajo de su "resignificado" proyecto

Evento celebrado en junio de 2016 en el Huerto del Rey Moro, dentro del proyecto europeo de debate sobre cultura abierta 'The Culture, the City & the Commons'. Evento celebrado en junio de 2016 en el Huerto del Rey Moro, dentro del proyecto europeo de debate sobre cultura abierta 'The Culture, the City & the Commons'.

Evento celebrado en junio de 2016 en el Huerto del Rey Moro, dentro del proyecto europeo de debate sobre cultura abierta 'The Culture, the City & the Commons'. / gema valencia

Zemos98, el festival, entonó el adiós en abril de 2015, cuando sus miembros, "endeudados personalmente y agotados de tanto sobreesfuerzo para poder sacar adelante las cosas y de tanta precariedad", como explicaron entonces, decidieron celebrar la decimoséptima y última edición de la cita dedicada a la reflexión sobre el lenguaje audiovisual, las políticas públicas, la producción cultura, el pensamiento crítico y la investigación social. Pero Zemos98, el colectivo, sí ha seguido desde entonces en activo, participando junto a otras entidades en proyectos educativos con fondos europeos en la mayoría de las ocasiones, participando en foros de debate sobre gestión cultural promovidos por ayuntamientos como los de Sevilla o Madrid, u organizando encuentros y conferencias en torno a la cultura "no tanto en su dimensión expositiva como en su condición de proceso continuo y de lugar común sobre el que se construyen las relaciones entre las personas", como apunta Pedro Jiménez, uno de los miembros del colectivo. Cultura, en definitiva, no como plan para condimentar el fin de semana sino como una "herramienta de transformación social", como una manera de estar y de hacer ciudad.

Descartado "totalmente" un eventual regreso en formato de festival, las ocho personas que actualmente integran de manera permanente la columna vertebral y la mente colectiva de Zemos98 han dedicado parte de los dos últimos años a concebir "una nueva estrategia" para el proyecto, que pasa por su "resignificación". Hoy, como primera muestra de la misma, sus responsables presentarán a las 20:00 en el teatro del Hogar Virgen de los Reyes las nuevas líneas de trabajo que centrarán los esfuerzos del colectivo, que para subrayar el inicio de la nueva etapa presentará también un nuevo logo. "Se viene hablando mucho en los últimos años de la crisis de la cultura. Y lo que nosotros queremos hacer no es tanto hablar sobre ello, aunque sea una cuestión importante, como sobre qué puede hacer la cultura por combatir la crisis", resume Jiménez.

Por lo pronto, una de las iniciativas de las que hoy darán cuenta los responsables de Zemos98 es el encuentro que se celebrará -a falta únicamente de la confirmación oficial, casi con toda seguridad en el mismo teatro del Hogar Virgen de los Reyes, en la calle Fray Isidoro de Sevilla- los días 27 y 28 de febrero. Bajo el título Displaced in media ["Desplazados, u orillados, en los medios"], y en colaboración con casi una decena de instituciones y organismos internacionales, Zemos98 reunirá a expertos e investigadores sociales para abordar "la cruenta representación en los medios de comunicación de cuestiones como la islamofobia, el racismo o la inmigración", adelante Jiménez. El encuentro, que tendrá una vertiente interna, de encuentro de trabajo de los profesionales participantes, y también una serie de charlas y conferencias abiertas al público, se complementará con conciertos. "Habrá más, queremos seguir esa línea de organizar actividades públicas en las que se mezclarán desde música y proyecciones a conferencias. Pero lo que no tiene sentido ya, al menos para nosotros, es que todo pase por organizar un festival. Ese formato, para nosotros, tuvo su tiempo y ya pasó", insiste Jiménez.

Desde 1998 hasta ahora, "adaptándose, pero sin perder nunca la esencia", la evolución del colectivo se podría resumir así: "Ha habido un desencanto respecto a la tecnología. Al principio existía esa fiebre colectiva en torno a la revolución digital, y nosotros tuvimos también ese visión casi eufórica sobre las posibilidades de internet. Hoy somos muy críticos con esa cultura digital con la que se nos asocia. La realidad en este sentido es delicada, ahí están por ejemplo la pérdida de la neutralidad de internet o los distintos mecanismos de control que brinda la tecnología. Ahora estamos más centrados en reflexionar sobre otras cosas. Por ejemplo, que lo que nos hace vivir y convivir es ese grado de interdependencia que se genera en las comunidades, y al respecto tenemos una perspectiva claramente cercana a las propuestas surgidas de la economía feminista o la lógica de los cuidados", dice este veterano de Zemos98.

Y aunque a veces se les ha reprochado cierta tendencia a la abstracción conceptual, ellos, asegura, han "intentado siempre hacer un esfuerzo sobrehumano para que se nos entendiera. Para que no fuera una especie de fachada con conciertos y proyecciones". "Cada año dedicábamos a una temática concreta, sacábamos textos de reflexión... Hoy a lo mejor sí se podrían entender mejor muchas cosas. Por ejemplo, en una edición presentamos un vídeo sobre las posibilidades del nuevo municipalismo en la sociedad post-15-M. Supongo que eso, ya, tras los cambios políticos que se han dado en muchas ciudades, nadie podrá decir que es un tema raro".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios