Los actores también premian a Bardem

  • El español recibe el premio del Sindicato de Actores al mejor secundario por su papel en 'No es país para viejos'.

Comentarios 8

Anton Chigurh, el despiadado asesino en serie que encarna Javier Bardem en 'No Country for Old Men' ('No es país para viejos'), se ha convertido en el terror de los premios y continúa acaparando galardones en su imparable carrera hacia el Oscar. Pero el que recibió esta madrugada el actor español en Los Ángeles fue un premio singular, ya que fueron sus propios compañeros los que premiaron su papel en la película de los hermanos Coen, y eso siempre tiene un sabor especial.

Y más en el caso de Bardem, que viene de una larga saga de actores. Al recoger el premio el acto español tuvo un sentido recuerdo para sus abuelos Rafael Bardem y Matilde Muñoz Sampedro, de los que dijo que "fueron actores en un tiempo en el que a los intérpretes no se les permitía ser enterrados en tierra sagrada" porque eran despreciados y perseguidos como los "homosexuales y las prostitutas".

Después de ganar más de una decena de premios, incluido el Globo de Oro, Bardem fue reconocido por el Sindicato de Actores Estadounidense -SAG en sus siglas en inglés- como mejor actor secundario por su papel de Anton Chigurh, un asesino de irrisorio peinado, pero al que Bardem dota de una inquietante mirada y, sobre todo, de una voz escalofriante, que durante los años 70 sembró el pánico en el estado de Texas.

El actor español estaba nominado a este galardón junto a su compañero de reparto Tommy Lee Jones, Casey Affleck ('El asesinato de Jesse James por el cobarde Robert Ford'), Hal Holbrook ('Hacia rutas salvajes') y Tom Wilkinson ('Michael Clayton'). Para todos ellos Bardem también tuvo un recuerdo al recoger el premio y aseguró que ha tenido "mucha suerte" al estar incluido entre estos "extraordinarios intérpretes".

"Recibir este premio es totalmente increíble. Soy un actor español y recibir esto con todos vosotros, de parte de todos vosotros, es más de lo que puedo expresar con palabras", afirmó Bardem, que quiso compartir el premio con todo el reparto de 'No es país para viejos', que se estrenará en España el próximo 8 de febrero, y con "los responsables de todo esto", los hermanos Coen, que se llevaron el premio a la mejor película. "Gracias, chicos, por contratarme, y gracias por el duro trabajo de escoger las buenas tomas en vez de en las que lo hice realmente fatal", dijo entre risas.

El resto de premios del Sindicato de Actores también evidenciaron que ya hay claros favoritos de cara a los Oscar que se entregarán el 24 de febrero. Como ocurrió con en los Globos de Oro, Daniel Day-Lewis se hizo con el premio al mejor actor por su papel en el drama petrolífero 'Pozos de ambición', un galardón que dedicó al recientemente fallecido Heath Ledger, y la veterana Julie Christie se llevó el de mejor actriz por 'Lejos de ella'. El premio a la mejor actriz secundaria fue para la también veterana Ruby Dee, que a sus 84 años, se hizo con el galardón gracias a su interpretación de madre del mafioso Denzel Washington en 'American Gangster'.

Todo esto en una ceremonia que contó con el indulto del sindicato de guionistas de Hollywood, que hace un par de semanas ya dieron al traste con la gala de los Globos de Oro dejándola reducida a una descafeinada rueda de prensa. Los escritores, en huelga desde el pasado 5 de noviembre, permitieron a sus miembros participar en la ceremonia y no protagonizaron protestas a las puertas del recinto como gesto de gratitud hacia los actores que "han sido grandes aliados de los escritores en su lucha por conseguir que mejoraran sus condiciones de trabajo".

Un respaldo, el de los intérpretes, que no es ni mucho menos altruista, ya que lo que los guionistas consigan rascar a las productoras en el reparto del pastel de los derechos será una victoria futura para los actores, que tienen que renegociar sus convenios en junio. La huelga de guionistas todavía amenaza la celebración de la gala de los Oscar aunque, tras las reuniones mantenidas en los últimos días entre los estudios y los guionistas aumentan las posibilidades de que se resuelva el conflicto antes de la ceremonia.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios