La actriz-actor en el debate sin solución

Teatro de lo Inestable. Intérprete y dirección: Maribel Bayona. Artista invitada y colaboradora creativa y artística: Eva Zapico. Performer, espacio sonoro y colaborador creativo y artístico: Pedro Lozano. Espacio escénico: Jacobo Pallarés y Carlos Ramón. Lugar: Sala La Fundición. Fecha: 1 de diciembre de 2011. Aforo: Un tercio.

El cuerpo de Maribel Bayona extendiendo la opacidad, una sombra escultórica, sobre los vídeos donde se parlotea sobre identidad y diferencia de género podría ser el emblema de Persona-L. Así, a lo que no tiene solución fácil ni definitiva, a una de esas preguntas retóricas propias del temario de ética de nuestros viejos institutos, se le responde con el interrogante por antonomasia, el de la carne, aquí figura y efigie burlona. Y, en correlato, se busca en la hibridación de teatro, danza y proyección de audiovisuales algo que escape a las uniformidades de otros códigos, a las rigideces de las representaciones convencionales sobre tablas y en pantalla grande o pequeña.

A Personal-L lo sentimos, sin embargo, reiterativo en sus ideas, reincidente en el mensaje de apología de la diferencia y la contradicción, y, en definitiva, falto de frescura. Y es que, curiosamente, lo que echamos aquí en falta es un poco de amateurismo, ese plus de directo que las artes convocadas por Teatro de lo Inestable deberían haber inoculado al espectáculo. Es decir, más Maribel Bayona, que demuestra versatilidad y presencia, y menos miedo a no estar innovando a cada instante con cosas pasadas de moda.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios