75 años de una huella que deja marca

  • El Colegio Maristas San Fernando inaugura hoy la celebración de sus bodas de platino en Sevillal colegio maristas Inauguración del aniversario, hoy a las 19.30. Pl. Marcelino Champagnat s/n. www.maristassevilla.net

Comentarios 0

¿Qué tienen en común el ex alcalde Manuel del Valle, el delegado del Gobierno en Sevilla Faustino Valdés y el ex edil del PP Ricardo Villena? ¿O los hermanos Santiago y Francisco Herrero, presidente de la CEA y la Cámara de Comercio, con Felipe Luis Maestro, director de Fibes? ¿Y José Luis Sáez, presidente de la Federación Española de Baloncesto, y José Joaquín Gallardo, presidente del Colegio oficial de Abogados, y sus hermanos? Pues que todos fueron alumnos del Colegio Maristas.

No debe extrañar, porque en los 75 años de historia que el Maristas San Fernando tiene de existencia en Sevilla, son miles los sevillanos, muchos de los cuales han alcanzado puestos de relevancia, que han pasado por el centro. Y la mayoría, afirma Juan José Morillas, guardan un magnífico recuerdo de su estancia, "esa huella que les quedó marcada".

Muchos de ellos, de hecho, participarán en los actos de celebración del 75 aniversario, que comienzan esta tarde, y que coordina el propio Juan José Morillas, jefe del seminario del departamento de Lengua del Colegio. Un acontecimiento, según explicaba el director, Juan Real, "importantísimo" para este colegio que se inició en 1933 en la calle San Eloy, luego pasó al antiguo Hotel Bristol de Jesús del Gran Poder (1935-1968) y a la calle San Pablo (1945-1972) para asentarse definitivamente en Valparaíso en 1969.

En San Pablo y Jesús del Gran Poder se colocarán dos azulejos recordando el antiguo emplazamiento del Maristas San Fernando. Es parte de un extenso programa que, entre otros actos, y aparte de la inauguración de hoy en el gran pabellón deportivo, contempla conferencias, mesas redondas, exposiciones de fotos antiguas y de pinturas de antiguos alumnos y profesores conciertos, encuentros deportivos y, el día 18 de abril, un encuentro de la familia marista en la Catedral, presidido por el cardenal Amigo.

El aniversario es un buen momento para echar la mirada atrás y ver lo que el colegio ha cambiado. En la actualidad, con casi 1.200 alumnos, cuenta con 18 unidades de Educación Primaria, un aula de integración y 12 de ESO concertadas, además de seis unidades de Bachillerato sin concertar y nueve unidades de Infantil que se iniciaron el curso pasado y que Juan Real espera que lo estén para el próximo.

El Claustro, con 73 profesores, se ha rejuvenecido muchísimo en los últimos años, "sobre todo con la llegada de Infantil. Como ejemplo, 20 de nuestros profesores participan en los módulos de formación", comenta Juan Real. También han cambiado los tiempos en los que la mayoría de los enseñantes eran religiosos maristas: en la actualidad sólo quedan tres, entre ellos el hermano Abel López, jefe de estudios.

A la enseñanza se han incorporado las nuevas tecnologías, como lo demuestran los ordenadores que hay, por ejemplo, en la Biblioteca, de acceso libre por las tardes incluso para los padres. Éstos tienen una participación muy importante en las actividades del colegio, donde hay una escuela de padres y talleres, como el de Belenismo, compuesto sobre todo por progenitores. La construcción del enorme pabellón como compensación por la cesión de terrenos para un aparcamiento, ha completado unas instalaciones con una gran tradición deportiva. Los resultados académicos, cien por cien de aprobados en selectividad, son una garantía...

Lo que no cambia es el ideario del centro, su objetivo de educar integralmente en valores humanos y cristianos a sus alumnos y, como expuso el hermano Abel, "seguir dando respuestas al mundo de hoy, que más que nunca necesita de educadores".

más noticias de CULTURA Ir a la sección Cultura »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios