Los asturianos Manta Ray se separan tras 16 años de carrera

  • La banda ha sido una de las grandes referencias del 'indie' experimental en España

El cuarteto gijonés de rock Manta Ray ha decidido disolverse tras 16 años de carrera musical, según informó ayer su discográfica, Acuarela. En una nota enviada al sello, los integrantes de la banda agradecen el apoyo recibido durante todos estos años y afirman conservar "un recuerdo muy especial de todos estos años, de cada disco y de cada concierto".

Los hermanos Nacho y Xabel Vegas, Frank Rudow y José Luis García fundaron el grupo en 1991. Hace algunos años, Nacho Vegas abandonó el grupo, en el que era guitarrista, para iniciar una fructífera carrera en solitario, marcada más por cierto clasicismo de la canción estadounidense que por la experimentación que caracterizó a la formación, una de los más coherentes, inquietas y estimulantes de la explosión indie española.

Debutaron con el EP Escuezme!, al que siguió su primer elepé, homónimo, y luego Diminuto cielo (con Corcobado), La última historia de seducción -con los franceses Diabologum, una institución del rock contemporáneo europeo-, Pequeñas puertas que se abren, pequeñas puertas que se cierran, Score -mezcla de canciones propias y versiones de bandas sonoras de películas-, Manta Ray VS. Cosmos-Remixes de pequeñas puertas, Esperanza, el minielepé Manta Ray (&) Swcharz, Estratexa y Torres de electricidad.

Varias giras les llevaron por Europa y Estados Unidos, y en el camino fueron paulatinamente primando el desarrollo de atmósferas sonoras frente a la pulsión post-rock.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios