Algunos cánones para la abstracción

Comentarios 2

Comienza la nueva temporada de música contemporánea en el Teatro Central con novedosas obras de tres compositores españoles actuales.

Posición de privilegio para Mauricio Sotelo, dirigiendo a la vez que presentando dos obras, siempre con el magnífico soporte y apoyo del ensemble alemán MusikFabrik, especializado en terrenos experimentales, nuevas expresiones artísticas y proyectos interdisciplinares. Un joven y nutrido grupo con cuerdas, vientos y percusiones que hizo acopio de un gran entusiasmo interpretativo. Imprimieron un carácter impresionista a la obra inicial del programa, Wall of light black, de Sotelo, inspirada en las pinturas del irlandés Sean Scully -uno de los artistas favoritos del maestro madrileño-, y contando con la interpretación solista del saxofonista Marcus Weiss. La misma inspiración que engendra Night, otro lienzo de Scully, para concluir el concierto con el rítmico virtuosismo de Miquel Bernat, percusionista invitado que hizo alarde de una técnica depurada. Una vibrante partitura de connotaciones flamencas que rezumó un frescor compositivo intenso. Una vez más, Sotelo tira del arte andaluz para -en este caso- crear una pieza llena de movimiento, dinamismo y aire.

Tomando algunas ideas de los Cuentos orientales de Marguerite Yourcenar y de Las Ciudades invisibles de Italo Calvino, Francisco Martín Quintero presentó Transparencias. Texturas que resultaron herméticas, sin salida, y sin oxígeno en una situación al borde del precipicio.

The black lake, una obra no descriptiva de Juan María Cué, se desplegó como un cambiante compendio de sensaciones, recuerdos y sentimientos. Una capa tras otra de imágenes aparentemente inconexas, pero que transmitieron -de forma global- una gran cantidad de raras emociones. Un estado de clara inestabilidad tonal, para desde un terreno totalmente abstracto encarrilar los sentidos y la mente hacia campos más concretos. Fácil, esa es la intención, que podamos volar de alguna forma con la música contemporánea.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios