"El certamen da promoción y sirve como trampolín"

Sin estridencias. El nuevo guapo oficial de Cádiz viste de negro. Y no tiene reparos en afirmar que lleva una camiseta que no le ha costado ni diez euros. Con 1'87 metros de estatura, tiene experiencia en la moda, una afición que nunca ha estado al margen de sus estudios. Este ingeniero naval pisa fuerte y piensa revalidar en Marina d'Or su título en la final de Míster España.

-De ingeniero naval al mundo de la moda. ¿Cómo dio ese salto?

-Durante la carrera, estuve compaginando los estudios con varios trabajos. Nunca dejé una cosa por la otra. Y, la verdad, es que no me fue mal. Desde siempre me atrajo el mundo del modelaje, aunque empecé a tomar esta afición más en serio hace unos cinco años. El año pasado trabajé para una agencia en Madrid y me surgieron varias oportunidades.

-Guess?, Schoot NY y Fitness First son algunas firmas para las que ha prestado su imagen. ¿Qué espera de su paso por el certamen de Míster España 2008?

-Llevo tiempo haciendo publicidad, fotografía y pasarela. En el concurso de Mister Cádiz todo salió perfecto. Me fui a casa con los títulos de Mister Cádiz, Mister Elegancia y Mister Hotel Jerez & Spa. Sería estupendo que ocurriera lo mismo en la gala a nivel nacional. Yo, desde luego, voy a ir a por todas. Aunque de entrada, sé que no solamente importa ganar. Luego, la promoción resulta generosa, ya que puedes darte a conocer a los diseñadores.

-¿Ha preparado los pases para la final del 29 de febrero?

-Si todo sale bien, haré tres pases. El primero es en bañador, el segundo en vaqueros y camiseta -nos dan allí la ropa- y el último desfile es en traje de chaqueta, que tenemos que llevarlo desde casa.

-Imagino que debe cuidarse bastante...

-Sí, pero siempre he sido muy deportista, así que no noto la diferencia ahora que se acerca el concurso. Antes hacía piragüismo y participé en varios campeonatos: en Sevilla, el descenso del Sella en Asturias, en el río Nalón... Lo tuve que dejar por los estudios, pero me he pasado al gimnasio. Hago musculación unas dos horas cinco días a la semana.

-Entonces, podrá permitirse algunos lujos a la hora de comerý

-Qué va... (risas). Desde hace tres años, me cuido con una dieta estricta, hiperprotéica. Mucho arroz, pasta, filetes de ternera y de pollo...

-Nada de dulces...

-Ni frituras tampoco. Tampoco bebo ni fumo.

-Y cuando se pone frente al espejo, ¿se ve algún defectillo?

-Bueno, realmente no. Sí me preocupo de las ojeras con algún tratamiento específico. Pero odio las cremas. Cuando hago alguna sesión de fotos -como las del book oficial, realizadas por el fotógrafo Joaquín Salinas- basta con un poco de cacao en los labios. No estoy muy a favor del uso del maquillaje en los hombres, quita mucha expresividad al rostro.

-En pleno concurso, quien más y quien menos tendrá su truco para verse mejor...

-Claro. Pero las cosas se ven realmente sobre el terreno de juego y no da lugar a la picaresca.

-¿También se crean enemistades y envidias ?

-Como en todos lados. La moda es un mundo muy superficial... Y, a la hora de la verdad, muy pocos son los que demuestran ser tus amigos.

-¿A quién admira como modelo?

- Por su trayectoria, diría Cameron Alborzian.

-¿Se deja aconsejar?

-Sí. Mi familia, mi novia y mis amigos más íntimos están siempre ahí. Existe con ellos un apoyo y confianza mutuos.

-A la hora de vestir, ¿por qué prendas se decanta?

-Sigo un estilo clásico. Para vestir, elijo el color negro por su elegancia. Siempre llevaré el pelo corto y no me convencen para nada los tatuajes y piercings.

-¿Dónde suele comprar su ropa?

-Me gusta vestir bien, pero siempre compro en rebajas. Así veo si conviene el precio con la calidad.

-¿Teme al paso del tiempo?

-Para nada. Nunca voy a dejar el deporte, porque es algo que ha ido conmigo desde siempre. Lo importante es quedarte con la sensación de haberlo pasado bien en la vida, de haber cumplido tus expectativas: casarse, formar una familia y despertarse todos los días para hacer lo que realmente te gusta. En mi caso, dedicarme a la pasarela.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios