El clave bien Maldonado

XIII Noches en los Jardines del Real Alcázar. Piano y voz: Pablo Rubén Maldonado. Lugar: Jardines del Real Alcázar. Fecha: miércoles, 18 de julio. Aforo: Lleno.

¡Qué extraño que uno de los músicos más interesantes, por fecundo, del panorama flamenco actual haya tardado casi dos años en presentar su último trabajo en nuestra ciudad, tenida por muchos como la capital mundial de lo jondo! También es extraño que esta presentación se haya hecho en un ciclo al que no acude el público habitual del flamenco, que parece que va a seguir sin enterarse, en lo que a la música de Maldonado se refiere.

Otro hecho lamentable son las circunstancias en que se presentó Fuera de la realidad: sin el grupo que suele respaldar a Maldonado en directo por la precariedad tan pertinaz que últimamente viene acosando a la cultura. Un hecho lamentable, desde luego; pero también feliz en otro sentido. Ya que el formato de tocaor en solitario y voz propia puntual que ofreció el de Granada es, para mi gusto, el ideal del piano flamenco.

No es un cantaor excepcional Pablo Rubén Maldonado. Sin embargo creo que es el intérprete ideal de la franqueza naif que presentan sus letras, y resolvió este capítulo con brillantez. Pero lo mejor de Maldonado son sus manos. Y él lo sabe. Su capacidad para inventar las melodías más diversas. Fue, por tanto, una suerte de Köln concert o Jondo concert. Una especie de Clave bien temperado o Pablo bien Maldonado. Con Jarrett, como Gould, Maldonado se canta, se tararea, se emociona y se deja llevar por sus melodías.

Y luego, las remata con una letra que nos da fe, a su conmovedora manera, de la fuente de inspiración de la pieza. La fuerza de la bulería-protesta La esperanza nace, las disonancias por seguiriyas de Ansiedad, el lirismo sereno de Granada por tangos. La exaltación vital en una media seguiriya, Melodías grises.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios