Crítica 'Cantinflas'

"El cómico del pueblo"

Comentarios 1

cantinflas. Biopic, Méx-EE.UU.-Esp, 2014, 102 min. Dirección: Sebastián del Amo. Fotografía: Carlos Hidalgo. Música: Roque Baños. Intérpretes: Óscar Jaenada, Michael Imperioli, Ilse Salas, Alejandra Prado, Alejandro Calva, Luis Gerardo Méndez.

No parece buena idea haber mostrado imágenes del auténtico Mario Moreno Cantinflas en los créditos finales de este acartonado biopic a mayor gloria de su figura y su legado que llega, innecesariamente, con dos años de retraso. Y es que revela aún más si cabe la distancia abismal entre la realidad y esta cara y poco lucida operación de maquillaje hagiográfico que tiene al especialista en imitaciones Óscar Jaenada (recuerden su ridículo Camarón) como principal reclamo para que el "parecido razonable" funcione como elemento de identificación para el público local, que habrá tenido que tragar lo suyo con que sea un actor español quien encarne a uno de sus iconos más populares.

Más allá de estas circunstancias, Cantinflas se sitúa en 1955, en los preparativos del rodaje de la superproducción internacional de Michael Todd La vuelta al mundo en 80 días, para rebobinar en momentos escogidos la trayectoria del comediante de orígenes humildes y su fulgurante ascenso a la cima de la fama hispanohablante en una sucesión de secuencias de corte didáctico, desfile de celebrities (de Liz Taylor al Indio Fernández) y puesta en escena teatral que lo simplifican todo hasta los límites de lo risible, haciendo gala además de una blanca ingenuidad que ni siquiera se atreve a hurgar con un mínimo de pudor o perspectiva crítica en el lado oscuro (la ambición, las mujeres, etcétera) del parlanchín mito de la pantalla.

Sebastián del Amo se pliega sin resistencia a las formas más apolilladas de la superproducción televisiva, a saber, vestuario, atrezzo y decorados de riguroso estreno y música sinfónica a lo grande, para que el producto pase al menos como una propuesta de reconstrucción del glamour perdido de aquellos días.

Pero no es eso lo peor, sino comprobar cómo en manos de un Jaenada realmente desganado, este biopic no consigue ni siquiera hacer ver al espectador de hoy dónde residían la singularidad, la gracia o el encanto de la estrella mexicana. Y claro, eso sí que es imperdonable.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios