La compañía de Charo Cala triunfa en Edimburgo

La bailaora sevillana Charo Cala terminaba de maquillarse en el camerino portátil y fue la última de la compañía en enterarse de que una imagen suya del espectáculo Matemáticas de lo Jondo Redux protagonizaba a todo color la portada del periódico The Scotsman, que se edita en Edimburgo desde 1817 y la semana pasada se volcó en el arranque del Fringe Festival, el mayor festival escénico del mundo que ocupa, cada mes de agosto y durante tres semanas, cientos de salas de la capital escocesa. Pero incluso el influyente diario londinense The Guardian abrió su sección de Nacional con otra foto de la bailaora por alegrías, ella moviendo el mantón con esa elegancia y majestad que hace décadas le enseñara su maestra Matilde Coral. "Ha sido una impresión muy fuerte. Es cierto que el flamenco llega a todo el mundo y que nuestro espectáculo está gustando muchísimo en el Fringe porque nos jalean desde el primer número. Pero verte en esos periódicos, con la oferta tan impresionante que hay aquí para escoger, fue una sorpresa".

Cala y su compañía representan durante todo el Festival, del 7 al 31 de agosto, en el Central Hall de Edimburgo, una revisión de una hora de duración de su espectáculo inspirado en la obra del granadino José Val del Omar. Matemáticas de lo Jondo Redux incluye, entre otros palos, farrucas, soleá, bulerías y alegrías, combinando las propuestas musicales con proyecciones de escenas del Tríptico Elemental de España del cineasta ligado a la Generación del 27 que participó en las Misiones Pedagógicas.

"En Edimburgo la figura de Val del Omar no era desconocida y eso facilita la recepción de las imágenes; hay una curiosidad por todo lo que tiene que ver con esa época de la historia de España. En abril estuve aquí una semana actuando en otro escenario y fue entonces cuando se interesaron por este espectáculo para el Just Festival del Fringe, cuya línea de programación está muy comprometida con culturas de todo el mundo e incluso dedica una parte de la taquilla a apoyar proyectos de cooperación internacional", explica Cala.

El Central Hall es una iglesia desacralizada reconvertida en teatro, "como tantas sedes del Fringe Festival", donde cada día actúan varias compañías, por lo que el equipo de Charo Cala dispone de apenas una hora para colocar su tarima, los micros y las pantallas que hacen posible esta atractiva combinación de algoritmos, videocreaciones y arte jondo que se presenta en Escocia con cambios sustanciales que han depurado y sintetizado el proyecto original.

La hija del recordado guitarrista José Cala El Poeta, a quien dedicó su anterior espectáculo Para las seis cuerdas, cuenta de nuevo en este Redux con todos los escritores que la arroparon entonces. "Hay versos de Felipe Benítez Reyes, José Daniel M. Serrallé, Abelardo Linares, José Julio Cabanillas, Manolo Haro... Y para que el público de Edimburgo pueda disfrutar sus textos proyectamos, subtituladas en inglés, las letras de los cantes".

La música original de Fernando María, también guitarrista con Alberto López, es otra de las bazas de un trabajo donde el baile reposado y sensual de Charo Cala contrasta con la energía juvenil y volcánica de Antonio Amaya Petete, sobrino de la cantaora Remedios Amaya. Cala, que es también una reconocida profesora de baile, trabajó con Amaya movimientos de clásico y contemporáneo para hacer su baile racial más dúctil y versátil. El resultado se puede admirar, por ejemplo, en una seguiriya que han coreografiado a medias y que está sorprendiendo mucho en su estreno en Edimburgo. Los cantaores Javier Allende y Gregorio García completan este elenco que hasta finales de mes impregna de cultura andaluza el Central Hall de Edimburgo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios