El compositor es la estrella

Por primera vez en su carrera, Clint Eastwood pone música a una película no dirigida por él mismo, tal es el favor de prestigio que le hace al debutante James Strousse en esta cinta sobre la pérdida y el dolor en el seno de una familia americana. Melodías sencillas al piano y la guitarra, desarrollos, variaciones y orquestaciones no menos escuetas protagonizan este sereno score pensando para extraer las emociones a flor de piel. El crooner de moda Jamie Callum pone letra y canta el tema principal.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios