Las declinaciones flamencas de La Debla

Ciclo 'Cita con las músicas' de Cajasol. Baile: Carina La Debla. Guitarra: Eduardo Trassierra. Cante: Quisco de Alcalá. Percusión: Andrej Vujicic. Lugar: Sala Joaquín Turina del Centro Cultural Cajasol. Fecha: Jueves 25 de abril. Aforo: Casi lleno.

El pasado jueves, el ciclo Cita con las músicas nos dio la oportunidad de ver un estupendo recital de una bailarina, Carina La Debla, que lleva años profundizando en la danza flamenca y forjándose un estilo que ha empezado a dar hermosos frutos de madurez.

De nacionalidad alemana, aunque radicada desde hace tiempo en Sevilla, donde ha estudiado con muchos de sus maestros y maestras, Carina se acerca al flamenco con pasión y con un enorme respeto. Ella es consciente de que su baile no puede ser racial ni espontáneo; por eso se lo lleva a su estudio y disfruta encarnándolo en su cuerpo musculoso, ya disciplinado por la danza clásica y la contemporánea. Con una gran sinceridad y un enorme gusto, afronta los distintos ritmos con todos sus ingredientes: bonitas escobillas, juegos de caderas y de brazos, un precioso vestuario... e incluso, en la farruca, capote en mano, se atreve con una escena taurina típica de las bailaoras desde el siglo XIX. Pero junto a todo esto, La Debla se permite usar su libertad de artista del siglo XXI y una gran imaginación. Así incorpora sorpresas momentáneas, como un arabesco o una voltereta -aun sin romper nunca ni el decoro de la danza ni la gran elegancia que la caracteriza- o incluso frases coreográficas propias, surgidas a partir de cosas cotidianas, como el cansancio, o de otras culturas, como el guiño a las danzas húngaras de la deliciosa mariana final.

Y todo ello con la complicidad de Eduardo Trassierra, joven y premiadísimo guitarrista que puso música a sus fantasías, amén de brillar en solitario -sobre todo con sus preciosas bulerías- y apoyada siempre por la voz de Quisco de Alcalá y la percusión de Andrej Vujicic. Un espectáculo que el público, de pie, agradeció con fervorosos aplausos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios