Un dignísimo Brahms

Coro de Cámara de Sevilla. Solistas: Eva Alén, soprano; David Lagares, barítono; Alfonso Alegre y José Luis Porras, piano a 4 manos; Carlos Cansino, percusión. Dirección: Santo Lusardi. Programa: 'Un réquiem alemán' Op.45 de Johannes Brahms en versión de cámara. Lugar: Iglesia de San Alberto. Fecha: Jueves 4 de diciembre. Aforo: Lleno.

Sin carácter litúrgico, el Réquiem alemán de Brahms es una de las más profundas (y consoladoras) reflexiones sobre la muerte que haya dado jamás la música. Obra sinfónico-coral de gran compromiso para los intérpretes, el propio compositor dejó una versión camerística alternativa, con un piano (a 4 manos) y percusión en el lugar de la orquesta.

Con un coro de solo 23 voces, magníficamente apoyado en la parte instrumental, Santo Lusardi armó una interpretación muy digna. Partiendo de un buen equilibrio, nada fácil a priori dado que las secciones estaban desequilibradas (sólo cuatro tenores frente a siete bajos), y de un correcto empaste, que sufrió algo en los momentos de mayor exaltación y brillantez, el director argentino supo contrastar serenidad y dramatismo con abundantes matices y notable intención expresiva hasta un final de un recogimiento casi pastoral. Reciente aún su Masetto en el Maestranza, David Lagares brilló por su lírico y cálido fraseo, sobre todo en su primera interveción, mientras que Eva Alén mostró apreciable potencia, pero pasó algún apuro con la línea.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios