Un director para una orquesta

11º de abono. Director: John Axelrod. Programa: Obertura de 'La forza del destino' de Verdi; 'Romeo y Julieta' de Chaikovski; 'Aus Italien' de Strauss. Lugar: Teatro de la Maestranza. Fecha: Jueves 4 de abril. Aforo: Tres cuartos de entrada.

El recuerdo del Zarathustra del año pasado estaba aún fresco, y John Axelrod (Houston, 1966), titular en conjuntos de Francia e Italia, volvió a causar una impresión soberbia en su regreso al podio de la ROSS, confirmándose como el mejor director que ha conocido la orquesta sevillana en muchos años.

La Obertura de La fuerza del destino incorporada a última hora, al parecer entre la protesta de los profesores, no debería haberles causado mayor problema, pues es obra que han tocado mucho, la última vez en enero. Eso sí, Axelrod hizo con ella un trabajo finísimo, apreciable desde el límpisimo, imponente acorde inicial de los metales, que hace mucho no sonaban así, con esa mezcla de intensidad y control. Fue un Verdi dramático y transparente, brillante y profundo.

Logró Axelrod aunar un sonido perfectamente empastado, corpóreo, robusto con una definición de planos sonoros y una finura en los detalles que dio en Chaikovski algunos momentos mágicos, como los diálogos entre la cuerda grave, las maderas y el arpa. La juvenil obra de Strauss no tiene acaso la enjundia de sus grandes poemas sinfónicos posteriores, pero la maestría (y la densidad) de la orquestación está ahí, y Axelrod la desmenuzó con absoluta precisión y claridad, con un fraseo flexible, un variado juego de dinámicas y un maravilloso equilibrio entre secciones, especialmente brillante en un cristalino tercer movimiento, con un final en el que los violines parecieron transfigurarse.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios