Un ejemplo de superación absoluta

  • Empresario y deportistaHa luchado contra su discapacidad hasta ser un empresario y destacado deportista, lo que le ha valido ser nominado Mairenero del Año y recibir hoy una mención en el Consistorio de su pueblo

Cuando nació, hace 29 años, los médicos apenas le daban un 50 por ciento de posibilidades de sobrevivir, pero ya entonces demostró que no se rendía fácilmente. Desde aquellos días, su vida ha sido una lucha de constante superación de la discapacidad física y psíquica que le quedó. A los 3 años aprendió a darse la vuelta en la cama; a los 6, a andar con muletas y aparatos en las piernas. Tras sufrir 11 operaciones quirúrgicas, rompió todos los pronósticos de inmovilidad que sus padres habían recibido. Ellos estuvieron siempre a su lado en los momentos difíciles, en la rehabilitación tanto en el hospital como en casa desde que era un bebé. Pero también los buenos: cuando sacó el graduado escolar, terminó un módulo administrativo de Garantía Social e incluso obtuvo el carné de conducir, un caso rarísimo en su situación. También le ayudaron a montar, en 1999, su propia empresa de reparto de publicidad, y alentaron sus aficiones deportivas, que le llevaron a ganar la medalla de bronce de tenis en los Special Olympics de Irlanda (2003) y la plata en Shanghai (2007). "Jugué en la misma pista que Nadal. Y también soy zurdo", explica este joven simpático y optimista que ha sido propuesto por sus propios vecinos para el galardón de Mairenero del Año y que hoy recibirá otra distinción en el Pleno que el Ayuntamiento de Mairena del Aljarafe celebra con motivo del día de su Patrón.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios