Un festival joven con paso firme hacia la consolidación

  • La tercera edición de esta cita con el teatro y la danza se cierra con aumento de público, una variada programación y mayor presencia de los espectáculos de calle

Una fiesta celebrada en el Centro de las Artes, con las actuaciones del grupo sevillano Pony Bravo y los Monterrey Dj, puso anoche punto final a trece días en los que las artes escénicas han poblado Sevilla. Teatro de calle, infantil, clowns, danza contemporánea, polipoesía, conciertos, experimentos y master class han cubierto las programaciones de la sala La Fundición, el Teatro Alameda, la Casa de la Provincia, la sala El Cachorro, la sala Cero, el Centro de las Artes de Sevilla (perteneciente al Ayuntamiento) y las salas Joaquín Turina y Juan de Mairena (Centro Cultural Cajasol). Las tres últimas se incorporan este año al certamen.

Más de cien actividades en ocho salas y cinco plazas de la ciudad en las que han participado 26 compañías de 8 países.

La tercera edición del Fest ha demostrado que su oferta está calando entre el público sevillano. Sin lugar a dudas, el mayor éxito del festival ha sido la respuesta masiva del público, que ha asistido y disfrutado con gran respeto a casi todos los espectáculos, a pesar de los horarios poco usuales de algunos de ellos.

Partiendo de una propuesta que surgió de las salas privadas de Sevilla, hace tres años, el festival marcha con paso firme hacia una esperada consolidación. El patrocinio del Ayuntatmiento y la Diputación sevillanas, la Consejería de Cultura, el Ministerio de Cultura y la Fundación Cajasol han contribuido a que el certamen esté empezando a tomar el vuelo que la ciudad necesita.

El Fest presenta aún, sin embargo, una cierta indeterminación, lógica si atendemos a su juventud, aunque se vislumbran ciertas líneas que han sido transitadas con éxito en esta edición.

La apuesta por la danza ha sido clara. Aunque el espéctaculo que mayor repercusión ha tenido ha sido Co(te)lette (de las belgas Ward Ward), una impresionante visión del mundo femenino, también han tenido su espacio coreógrafas residentes en esta comunidad, como Manuela Nogales y Judith Mata, y otros artistas procedentes del país vecino -Francia- como la compañía de Didier Théron y Nathalie Pernette.

Otra de las apuestas ha sido el clown. Ahí la sorpresa nos la dio el estadounidense/alemán Peter Shub, quien también ofreció una master class en La Fundición.

Con el esperado Jango Edwards sin embargo, uno de los clowns más famosos del mundo, nos llevamos un chasco. Su espectáculo no estaba a la altura de su nombre, aunque sus apariciones en escena colmaron, sin duda, a sus incondicionales.

La compañía francesa Baro D'evel Cirk ha sido una de las que elevó el nivel de la programación de este Fest con un canto a los exiliados republicanos españoles realizado con una sensibilidad exquisita que llegó a provocar algunas lágrimas.

Desde la inauguración en la Plaza del Triunfo, con los acróbatas aéreos de Puja, la calle ha sido más protagonista en esta edición. Cinco plazas sevillanas han recibido a artistas que reunieron a los aficionados con un número cada vez mayor de turistas y espectadores accidentales. La Casa de la Provincia, por su parte, ha albergado espectáculos infantiles tan bien recibidos como el Colonbulululú de Cal y Canto Teatro o tan originales como el Tondo Rotondo de Da.Te Danza, dedicado a niños de 0 a 3 años.

Una programación variada, con sus lógicos altibajos, que esperamos sea revisada en las próximas ediciones, de cara a definir más claramente su filosofía y a separar de forma nítida las propuestas de modo que no se produzcan confusiones y el público sepa en todo momento si va a ver a una compañía profesional, una aficionada o un taller de teatro.

En cualquier caso, el director del Fest, Pedro Álvarez Ossorio, manifestaba a este periódico su satisfacción por el eco alcanzado en esta edición, desde el mismo día de su inauguración, y por la implicación cada vez mayor del sector profesional de la ciudad, hecho que se ha podido apreciar no sólo mediante una mayor presencia de artistas en las plateas de casi todas las salas sino en la asistencia a las clases magistrales impartidas este año por tres compañías: Ward Ward, Peter Shub y la Agrupación de Artistas Unidos de Portugal.

Y para no perder lo conquistado, los programadores del certamen piensan ampliar su comisión y trabajar desde ya en la cuarta edición del mismo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios