Cultura

El guitarrista Pat Martino actúa hoy en el ciclo de jazz del Lope de Vega

  • El músico, siempre entre el 'hard bop' y el 'soul-jazz', protagoniza la penúltima cita del ciclo municipal

El guitarrista Pat Martino, en una imagen promocional. El guitarrista Pat Martino, en una imagen promocional.

El guitarrista Pat Martino, en una imagen promocional. / m. g.

La penúltima cita del ciclo de jazz del teatro Lope de Vega acoge esta noche (20:30) a todo un veterano de la escena internacional, el estadounidense Pat Martino, un fino guitarrista cuyo estilo depurado y elegante se mueve entre el hard bop en mayor o menor grado canónico y la suavidad del soul-jazz. No en vano, el músico, que durante su larga carrera ha mostrado una notable inclinación hacia la fusión y la hibridación de géneros, forjó su estilo bajo el influjo de gigantes de la guitarra jazzística como Wes Montgomery y Grant Green. Nacido en 1944 en Filadelfia, Martino se inició en el jazz a los 12 años de la mano de su padre y siendo todavía muy joven se afincó en el neoyorquino barrio de Harlem, en cuyas calles, según ha reconocido alguna vez, completó su verdadera formación como músico. Comenzó a tocar profesionalmente en 1961, y en ese primera y temprana etapa de su carrera actuó con una gran variedad variedad de artistas, entre los que destacan los organista Jimmy Smith, Jack McDuff o Richard Groove Holmes y el saxofonista John Handy.

Combinando las facetas de líder-solista y la de brillante escudero de otros músicos, Martino entró en la década de los 80 convertido en una garantía de solvencia. Y entonces sufrió un aneurisma cerebral que lo trastocó todo. El guitarrista sobrevivió a una delicadísima operación, pero tras ella perdió todo recuerdo previo al accidente, desde los relacionados con sus vínculos sentimentales al dominio de su instrumento, que recuperó tras un tenaz proceso de reaprendizaje -escuchando meticulosamente sus propias grabaciones para familiarizarse de nuevo con su propio sello- que le llevó siete años. Prueba de la prodigiosa recuperación de Martino fue el álbum The Return (1987), inevitablemente -por todas estas circunstancias- uno de los discos señalados de su carrera.

Ahora Martino regresa a Sevilla, donde ya actuó en 2013, aquella vez en el marco del Festival de Jazz de la Universidad, poco después de publicar -a finales de 2017- Formidable, un álbum grabado con sus habituales Pat Bianchi (órgano) y Carmen Intorre Jr. (batería), a los que en esta ocasión se suman -en el disco- la trompeta de Alex Norris y el saxo tenor de Adam Niewood. Junto a ellos, el guitarrista interpreta un puñado de composiciones propias junto con varios guiños a históricos de esta música como Dave Brubeck, Duke Ellington o Charles Mingus.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios