Un hombre tranquilo

  • José Luis Sampedro, galardonado la semana pasada con el Nacional de las Letras, pasa los inviernos en La Cala de Mijas, donde es considerado como un vecino más

Hablar de José Luis Sampedro es hablar de uno de los grandes autores españoles de los últimos años. Escritor, economista, académico y ex senador, Sampedro fue noticia la semana pasada por el Premio Nacional de las Letras, uno de los grandes galardones de la cultura española, con el que se quiere reconocer su extensa carrera literaria. Pero para los mijeños José Luis Sampedro es un vecino más. Ilustre, eso sí, pero un vecino que se encuentra completamente integrado en la rutina de La Cala de Mijas, lugar donde pasa los inviernos junto a su mujer, Olga.

Allí se dirigía Sampedro cuando salió a la luz que había recibido el premio. Algunos de sus conocidos de Mijas comentan que viajaba desde Madrid cuando empezó a recibir varias llamadas de teléfono para felicitarle por el premio, pues recibía un galardón que llevaba años ahí, a la espera, aunque, como dicen sus conocidos, él consideraba que lo iba a recibir a título póstumo.

Pero recibir este premio no ha supuesto un cambio en las rutinas de este veterano escritor. El mismo día de la noticia no dudó en acudir al restaurante Los Granaínos, situado en la zona de la Butibamba, donde asiste regularmente a comer cuando reside en una casa que se encuentra en una urbanización a pocos metros. Charo García, una de las propietarias, recuerda que Sampedro lleva unos tres años acercándose al restaurante a comer o a cenar. Es ya un cliente habitual, que no duda en llevarse la comida a casa, como hizo el día del premio, pues después de cenar, y debido al cansancio, se llevó unos platos para el día siguiente.

"Venían de vez en cuando, pero fue hace unos tres años cuando comenzaron a venir asiduamente. Para nosotros es la persona más maravillosa, encantadora y graciosa que hay. Está más pendiente de los demás que de él. Nos alegramos muchísimo por él", explica la propietaria.

En Los Granaínos Sampedro da buena cuenta de la comida casera, como es el caso de platos de cuchara, salmonetes fritos o el tiramisú, aunque como explica Carmen García, que también trabaja en el bar, siempre suele pedir una cerveza y un plato de patatas fritas, pues afirma que "son el alimento del alma".

"Es la persona más agradecida del mundo. Te da las gracias por todo y siempre dice lo bueno que está cada plato", detalla Francisco García, otro trabajador. Según afirman sus conocidos en el restaurante, Sampedro eligió Mijas por su clima y por su tranquilidad. Sin embargo, su popularidad provoca que en ocasiones no pueda pasar desapercibido, por lo que algunas personas no dudan en pedir que les firme un libro o en hacerse una foto con él. Charo recuerda que siempre acepta estas peticiones con una sonrisa y con cierto "orgullo", ya que incluso algunos clientes dejan libros en el restaurante para que los firme.

"Antes lo veía mucho por la playa o yendo a comprar el periódico hasta La Cala. El matrimonio es uno más aquí", asegura otra vecina de la zona. De hecho, la vida tranquila de la pareja ha provocado que algunos residentes de La Cala no sepan que justo al lado de sus casas vive uno de los grandes pensadores españoles. "Nos hemos enterado de que era tan importante por la prensa. Sabíamos que era un escritor, pero no sabíamos que tenía esa importancia. Es un orgullo para nosotros tenerlo por aquí", comentaba otro vecino, al tiempo que recordaba que no es raro ver a Sampedro apoyado en su bastón mientras pasea. "Para nosotros es un lujo tenerlo como vecino", afirmaba Pilar Alonso, otra residente de La Cala.

"En una ocasión fui a hablar con él porque quería que nos diese una charla de economía en la Tenencia de Alcaldía, pero estaba en Madrid. Después, hace unos meses, lo volví a intentar, pero me dijeron que estaba de nuevo de viaje. Ha sido mala suerte no coincidir", explica Francisco Sepúlveda, presidente de la asociación de vecinos de La Cala. Una petición que quizás se pueda cumplir pronto, pues Sampedro pasará los próximos meses en esta zona de la costa en busca del sosiego y del buen clima que tanto anhela.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios